viernes, 5 de agosto de 2016

EN AUTOCARAVANA POR LA COSTA BRAVA

La Costa Brava es una zona que nos queda bastante cerca y nos encanta; es la zona de costa de la provincia de Girona con unos paisajes naturales y pueblos muy bonitos. Aunque a veces estar por allí con la autocaravana es un poco difícil, sobretodo en plena temporada de verano. En esta entrada haré referencia de los lugares que hemos visitado y dónde hemos dormido, ampliando también a otros lugares de interior cercanos a la costa; esperamos que os sirva de ayuda.

Empezaremos por la zona norte de la Costa Brava.
Norte de la Costa Brava

Portbou: último pueblo de la costa catalana y un lugar importante para el transporte ferroviario entre finales del s. XIX y principios del s.XX. Para llegar hasta aquí la carretera bordea el mar y en algunos tramos hay unas vistas muy bonitas, también varias curvas. En Portbou estuvimos de paso ya que no encontramos ningún lugar para estacionar la autocaravana (en Semana Santa), es un pueblo muy pequeño, con poco aparcamiento y calles estrechas, pero si seguimos la carretera y entramos en Francia encontraremos dos àreas de autocaravanas: en Port-Vendres i en Colliure (precioso pueblo), ambas de pago. Si volvemos desde estos pueblos hacia Portbou, después de pasar la antigua caseta fronteriza podemos gozar de unas vistas increíbles. Si seguimos dirección sur, pasando Portbou, encontraremos Cólera y varias playas, aunque todas estas con limitación de altura en su aparcamiento (en Semana Santa, no sabemos si en otras épocas quitan la limitación).  
Portbou

Llançà: seguimos dirección sur y llegamos a Llançà. Aquí tenemos unas coordenadas encontradas en algún foro dónde supuestamente se puede dormir en el aparcamiento de un pequeño supermercado, Valvi, enfrente de la iglesia (42º 22.169 N / 3º 09.442 E). Nosotros pasamos de largo ya que nada más entrar a Llançà vimos una señal que prohíbe la pernocta de autocaravanas, así que nos dirigimos directamente a El Port de la Selva. 

El Port de la Selva: al llegar por la carretera desde Llançà se ve una bonita vista panorámica de este pueblo con sus casitas blancas. En este pueblo hay un aparcamiento dónde se puede dormir (coordenadas 42.3347200 / 3.2021180), aunque también vemos alguna señal que no se puede pernoctar, aún así la policía no dice nada (no sabemos si en plena temporada también son tan permisivos). El camino de ronda desde El Port de la Selva hasta Llançà, de 9 km, es bastante plano y aunque pasa por muchas zonas urbanizadas también ofrece bonitas playas y calas. Sabemos que hacia el otro lado también hay camino de ronda, más salvaje y un poco más difícil, que lleva hacia cala Tamariu  i cala Fornells.
Camí de ronda Port de la Selva-Llançà
Camí de ronda Port de la Selva-Llançà
Camí de ronda Port de la Selva-Llançà
Camí de ronda Port de la Selva-Llançà
Camí de ronda Port de la Selva-Llançà
El Port de la Selva desde el camino de ronda
El Port de la Selva
El Port de la Selva

Monestir de Sant Pere de Rodes: si se visita la zona es imprescindible acercarse a este precioso monasterio; situado entre El Port de la Selva y Llançà, la carretera es un poco estrecha, pero se sube bien. Merece mucho la pena esta visita por el lugar dónde está ubicado el monasterio, su arquitectura y su historia; la entrada de adulto cuesta 4,50€. Hemos leído en foros que se puede dormir en el aparcamiento (coordenadas 42º 19.30 N / 3º 10.33 E). Enlace a la web del monasterio.
Monestir Sant Pere de Rodes
Monestir Sant Pere de Rodes
Interior monasterio
Claustro monasterio

Cadaqués: un lugar precioso dónde vivió Salvador Dalí, de obligada visita por su encanto pero con muchas dificultades para la autocaravana. Nosotros no hemos estado en Cadaqués con la AC ya que está prohibido circular por el municipio; la opción que queda, si se va en autocaravana, es dejarla en el aparcamiento de pago Saba (bastante caro) que se encuentra en la entrada del pueblo; desde allí también se puede coger un tren turístico para visitar el Cap de Creus (el precio del tren diría que son unos 15€ por adulto). 
Cadaqués

Castelló d'Empúries: es un pequeño pueblo de origen medieval que bien merece un paseo. Aquí podemos encontrar un furgoperfecto (coordenadas 42° 15' 30.7" N / 3° 04' 42.6" E). Muy cerca de este municipio se encuentran Empuriabrava y Roses, aunque en estos municipios no hemos estado con la autocaravana y no sabemos cómo está el tema; muy cerca también se encuentra el Parc Natural dels Aiguamolls de l'Empordà.
Castelló d'Empúries

Figueres: muy cerca de Castelló d'Empúries hacia el interior encontramos este pueblo con varios puntos de interés para vistar. El Castell de Sant Ferran, una enorme fortaleza muy interesante de visitar, a la que además le guardo un recuerdo especial ya que mi abuelo hizo allí la mili y hace años lo visitamos con él. El Teatre Museu Dalí, sólo el edifico del museo ya es todo arte, así que merece mucho la pena la visita (entrada adulto 14€). Y muy cerca de este museo encontramos el Museo del juguete (que tenemos pendiente de visitar), entrada adulto 6€. Nosotros no hemos pernoctado aquí, pero sabemos que hay mucho problema ya que en varios aparcamientos de comercios como Esclat hemos leído que la gente pasa la noche (coordenadas Esclat N 42º 15' 37'' / E 2º 57' 4'', andando al museo Dalí hay unos 15 minutos); para estacionar también es bastante fácil encontrar sitio, al castillo se puede llegar bien con la AC y aparcar para hacer la visita. Junto al museo Dalí hay un aparcamiento de autobuses de pago.

Seguimos con la zona central de la Costa Brava.
Centro Costa Brava
Sant Martí d'Empúries: un lugar muy bonito y con algunas casas en ruinas; pertenece al municipio de L'Escala. Es otro lugar dónde hemos estado sin la autocaravana, aunque en Semana Santa estuvimos por la zona y aparcar fue imposible. Sabemos que hay un furgoperfecto cercano, al lado de la playa, de día es un aparcamiento de pago aunque parece ser no muy caro y por la noche las barreras se abren automáticamente al detectar un vehículo (coordenadas 42.131788 / 3.121157). Al lado se encuentran las ruinas de Empúries, la entrada cuesta 5€ por adulto y es recomendable la visita. Otra opción son dos áreas que se encuentran cercanas, aunque no en la playa, y son de pago ambas (área AC Massís de Montgrí 42º 05' 00.1'' N / 3º 03' 26.4'' E y área AC Tallada d'Empordà 42º 04' 30.173'' N / 3º 05' 53.203'' E).
Sant Martí d'Empúries
Playa en Sant Martí d'Empúries

Si seguimos hacia el interior, alejándonos de lo que es en sí la Costa Brava, encontramos también lugares muy bonitos y dignos de visitar.

Banyoles: en su lago se pueden hacer diferentes activdades, incluso hay una zona habilitada para el baño; es muy recomendable hacer la ruta alrededor del lago. Para aparcar la AC no tuvimos mucho problema y dormimos allí mismo, en un aparcamiento cercano al lago; además ahora parece ser que hay una zona habilitada para aparcar autobuses y autocaravanas gratuitamente. Un lugar no tan conocido e interesante de visitar es el Bosc de les Estunes, muy cercano al lago, dónde hay unas formaciones rocosas y grietas muy curiosas; el aparcamiento del bosque se encuentra en la carretera GI-524 dirección Mieres, justo al sur del lago, hay un cartel que indica Les Estunes.
Recorriendo el lago de Banyoles
Llac de Banyoles
Les Estunes
Les Estunes
Les Estunes

Besalú: otro encantador pueblo medieval con su espectacular puente de acceso. Es de obligada visita y además se puede pernoctar en el aparcamiento de tierra que hay cercano al puente y dónde se encuentra la oficina de turismo (N 42º 11.871 / E 002º 42.139). Para los más curiosos, en Besalú se encuentra el museo de las miniatures, 4.9€ entrada de adulto.
Besalú
Besalú, puente

Castellfollit de la Roca: aquí no hemos estado en autocaravana, pero simplemente con ver este pueblo desde abajo la carretera ya quedas maravillado en verlo como suspendido encima de la pared de roca. 

Olot, volcanes de la Garrotxa: para visitar esta zona en autocaravana es relativamente fácil ya que en los diferentes volcanes y en la Fageda d'en Jordà hay aparcamientos, eso sí, de pago desde hace un tiempo, aunque es asequible (habíamos estado hace unos años y no nos hicieron pagar). Para pernoctar lo hicimos en el pueblo de Santa Pau, en un pequeño aparcamiento al lado de la carretera que cruza el pueblo, junto con dos autocaravanas más; los otros aparcamientos mencionados por la noche estaban vacíos y nos dio un poco de cosa dormir en esos lugares; otra noche sí que dormimos en el aparcamiento de la Fageda d'en Jordà junto a otras AC y furgos. Si se tienen ganas de andar no hace falta ir de parking en parking para visitar las diferentes zonas, nosotros, la última vez que estuvimos siendo ya todo de pago, aparcamos en la Fageda d'en Jordà y desde allí cogimos un camino que va por detrás del Volcà Croscat y llega al aparcamiento del Volcà Santa Margarida, con su ermita en el cráter. 
La Fageda d'en Jordà
Volcà Croscat
Volcà Santa Margarida

Camino cercano al volcà Croscat

Girona: y no dejaremos de visitar la magnífica ciudad de Girona que nos tiene enamorados: el rio Onyar con sus casas de colores, la catedral, el barrio judío y sus estrechas calles, los baños árabes, la muralla... Muy recomendable visitar la ciudad en Temps de flors en el mes de mayo, cuando la adornan con motivos florales. Actualmente Girona tiene otro atractivo más para los amantes de las series de televisión, ya que ha sido escenario de Game of thrones. Hemos estado varias veces con la autocaravana, las últimas hemos dejado la AC en la nueva área La Devesa (coordenadas N 41º 59' 3'' / E 2º 48' 50''), cuesta 10€ al día y tiene los servicios básicos, está muy cerca del centro turístico de la ciudad y es un lugar tranquilo para dormir y dejar la AC (en épocas de alta ocupación turística, como Temps de flors, es aconsejable reservar plaza). Antes de que existiera esta àrea habíamos dormido en una zona dónde suele haber otras AC aunque está algo más retirada de lo que es el centro pero igualmente dando un paseo se llega bien (coordenadas 41.991732 / 2.812106). Otra vez dormimos en la área AC de Quart gratuita (coordenadas N 41º 56’ 22" / E 002º 50’ 21"), un pueblo muy cercano a Girona, y desde allí íbamos hasta Girona y encontrábamos sitio para aparcar relativamente rápido. Recomendamos tres lugares para comer/cenar de Girona que nos gustan mucho: la crepería Bretonne, Mon oncle (cocina francesa con platos diferentes), la Penyora (un restaurante pequeño, mezcla la cocina tradicional con la fusión y la nueva cocina).
Banys àrabs
Jardines de detrás de la muralla
Call jueu (barrio judío)
Catedral
Riu Onyar
Girona en Temps de flors

Monells: si desde Girona volvemos otra vez hacia la costa iremos encontrando pueblos con encanto, como Monells. Este pueblo medieval ahora es más conocido por ser escenario de la película Ocho apellidos catalanes, es un pueblo muy pequeño pero con rincones muy bonitos. Hay una zona grande para aparcar en el mismo pueblo, y seguro que para dormir es un lugar tranquilo (coordenadas 41.975631 / 3.001670).
Monells

Peratallada: otro pueblo encantador con sus calles y sus casas de piedra, la torre, los arcos; rincones que da gusto descubrir. Hay un furgoperfecto junto al pueblo, pernoctamos aquí una vez y pasamos una noche muy tranquila (coordenadas 41° 58' 41.0" N / 3° 05' 19.3" E). Cerca de Peratallada se encuentra La Bisbal d'Empordà, famosa por sus cerámicas, bien merece la pena una parada. Recomendamos el restaurante La Cort, nosotros hicimos el menú degustación y nos encantó.
Peratallada

Pals: acercándonos a la costa encontramos Pals, un bonito pueblo emmurallado que no pudimos visitar ya que hacían una fiesta especial y no había sitio para aparcar, ni siquiera en la área AC (coordenadas N 41º 58' 8'' / E 3º 8' 51'').  En la zona de la playa de Pals hemos leído en varios foros que se puede dormir en los aparcamientos de la playa, aunque en temporada alta son de pago. Cerca de Pals está L'Estartit con las Illes Medes, muy recomendable acercarse a ellas con las diferentes opciones que ofrecen (parece ser que en L'Estartit está prohibido pernoctar autocaravanas).

Begur: ya en la costa nos encontramos con Begur, un pueblo encima de un cerro y con varias playas y calas. Nosotros aparcamos en la entrada de Begur, en el aparcamiento del cementerio y desde allí dimos un paseo por el centro y subimos hasta las ruinas del castillo donde hay unas vistas preciosas. A la zona de playas no fuimos porque era invierno y no sabemos si será fácil aparcar la autocaravana.

Y terminamos con la zona sur de la Costa Brava.
Sur de la Costa Brava

Llafranc i Calella de Palafrugell: dos pueblecitos pequeños muy tranquilos tocando uno del otro. Cuando hemos estado aquí ha sido dejando la autocaravana en la área de Palamós y yendo en moto, pero hay un furgoperfecto en el cual vimos algunas furgos y AC y está muy cerca de la playa, si vas hacia un lado tienes la playa de Llafranc y hacia el otro la de Calella de Palafrugell (coordenadas 41.8935140 / 3.1872950).
Llafranc

Palamós: aquí encontramos dos áreas AC: EmpordArea (coordenadas 41° 51' 27.8" N / 3° 06' 53.5" E) 17€ temporada alta con todos los servicios, se está muy a gusto y en unos 15 minutos llegas a la playa y unos 20-25 min.  al centro de Palamós, donde hay muchas tiendecitas y restaurantes; Autocaravaning Palamós (coordenadas N 41° 51' 21,6" / E 3° 08' 07.8"), situada en la zona de la playa La Fosca, en unos 5 minutos llegas la playa y en unos 20 al centro, 17€ en temporada alta. Nosotros hemos estado en las dos, las dos son tranquilas y se está muy bien. Desde La Fosca empieza el camino de ronda Palamós-Calella de Palafrugell, muy bonito y pasa por una zona de casetas de pescadores muy pintorescas. Más adelante se encuentra la playa del Castell y los restos de un poblado ibérico, (también se puede llegar en coche a esta playa pero el aparcamiento es de pago).
Camino de ronda Palamós - Calella de Palafrugell
Casetas de pescadores camino de ronda Palamós - Calella de Palafrugell
La Foradada vista desde el poblado ibérico

Platja d'Aro: un pueblo con mucho ambiente, muchas tiendas y mucha gente, aunque la playa es bastante tranquila ya que es muy larga. Si os dirigís hacia el norte empieza el camino de ronda Platja d'Aro - Sant Antoni de Calonge, es un tramo no muy largo donde se encuentran playas, pequeñas calas y rincones muy bonitos. Para dormir en Platja d'Aro hay una área AC pero según el cartel está abierta de octubre a marzo (por lo cual tampoco se puede entrar a utilizar los servicios; coordenadas 41° 48' 37.0" N / 3° 03' 28.5" E); cuando la área está cerrada se puede dormir en la calle que hay al lado de dicha área, teóricamente no se puede sacar toldo ni nada, aunque varias personas lo hacen; si se llega tarde suele estar bastante llena toda la calle. Es una zona muy tranquila al lado del Parc dels Estanys y en un momento llegas al bullicio del centro.

Sant Feliu de Guíxols: un lugar muy tranquilo y familiar, su camino de ronda hacia S'Agaró es muy bonito con tramos bastante salvajes aún, muy recomendable. Aquí hay una área AC (coordenadas N 41º 46' 47.50'' / E 3º 1' 19.81''), aunque es pequeña; hace años solíamos ir mucho pero de repente empezamos a encontrarla siempre muy llena y con gente ocupando dos plazas para así poder extender bien el toldo y sacar todo tipo de sillas y cosas (en una plaza te da para sacar el toldo y la mesa con las sillas...), una vergüenza y una pena ya que la área está muy cerca de la playa y del centro. Durante un tiempo en el aparcamiento de tierra de arriba se podía aparcar también, hasta que pusieron limitación de altura (2,10 m); ahora parece ser que han habilitado otra zona para autocaravanas en la entrada del pueblo junto a la gasolinera, pero se tarda una media hora en llegar al centro y a la playa. Recomendamos cenar en la pizzería Cibu, también las hacen para llevar.
Inicio del camino de ronda St Feliu de Guíxols - S'Agaró
Camí de ronda St Feliu de Guíxols - S'Agaró
Camí de ronda St Feliu de Guíxols - S'Agaró

S'Agaró desde el camino de ronda

Caldes de Malavella: yendo hacia el interior nos encontramos con este pueblo conocido por las aguas y el balneario Vichy Catalan. Aquí encontramos una área gratuita y con los servicios básicos en una zona muy tranquila y con mucha sombra, ideal para hacer parada de camino hacia la costa o otro destino (coordenadas 41.839326 / 2.811780).

Y hasta aquí los lugares de la Costa Brava por los que hemos estado en diferentes ocasiones, ¡esperamos que haya servido de ayuda!

miércoles, 13 de abril de 2016

ESTADOS UNIDOS: COSTA OESTE Y NUEVA YORK

En julio de 2011 estuvimos 3 semanas en Estados Unidos y hace poco encontré la ruta que hicimos. Como fue un viaje que nos encantó, aquí lo comparto. Antes de hacer el viaje teníamos la duda si reservar hoteles o ir sobre la marcha, pero nos daba un poco de pereza tener que buscar cada día un lugar donde dormir así que finalmente reservamos todos los hoteles una o dos semanas antes de salir y los dos coches (uno para la zona oeste y otro para la zona este), además de los vuelos de ida y vuelta y el vuelo interno.

Antes del viaje estuvimos preparando toda la documentación necesaria:
     - Pasaporte electrónico vigente.
     - Licencia internacional para conducir (se tramita en tráfico).
     - Autorización electrónica (ESTA)
    - Asistencia sanitaria, es aconsejable contratar un seguro para el viaje que además te cubre más cosas. En la siguiente imagen hay una enlace a una compañía de seguros de viaje.



Recorrido del viaje por Estados Unidos
Detalle recorrido por la zona oeste

Día 1: Barcelona - Los Ángeles
9/07/2011
A las 9:30 de la mañana sale nuestro avión hacia Madrid, pero el siguiente vuelo sale con retraso de 2 horas. Después de unas horas volando, llegamos a Los Ángeles sobre las 16 horas y recogemos el coche en Dollar (clase económica, Chevrolet Avensis; está reservado a través de Autoeurope y no nos cobran ningún extra por devolver el coche en otra ciudad). Vamos hacia el hotel Inn at Marina del Rey, nos acomodamos en nuestra grande y cómoda habitación y descansamos del viaje. 


Habitación hotel Inn at Marina del Rey

Salimos a cenar al restaurante 26 Beach Cafe, en la misma calle del hotel, y cenamos muy bien.

Precio aproximado coche "economy": $500 (2 semanas en julio)

Día 2: Los Ángeles
10/07/2011
Después de un buen desayuno en el hotel, cogemos el coche y nos dirigimos a Downtown, como es domingo hay pocos coches, e incluso la zona parece un poco fantasma. Paseamos entre los rascacielos, el Ayuntamiento y el edificio de la Corte Federal.


Ayuntamiento de Los Ángeles

Seguidamente vamos a la zona de Pueblo, donde se encuentran los edificios históricos y hay mucho ambiente, incluso espectáculos en la calle de danzas tradicionales mejicanas.



Danzas en Pueblo, Los Ángeles
Pueblo, Los Ángeles

Paseamos por Chinatown y por el mercado y después vamos al distrito financiero, Bunker Hill. 



Chinatown
Vista del distrito financiero

La tarde la pasamos en Hollywood, distraídos con las estrellas del paseo de la fama y rodeados de un ambiente de cine con muchos personajes por la calle y tiendas relacionadas con el tema, ¡incluso en una de ellas puedes hacerte una foto rodeada de artistas!



Walk of Fame, Hollywood Boulevard
Rodeada de artistas
Walk of Fame
Con las huellas de mi ídolo
Las míticas letras al fondo

Para terminar el día paseamos por Beverly Hills y con el coche recorremos varias calles de la zona residencial admirando las casas, una de ellas muy curiosa ya que parece de un cuento. 


Calle residencial en Beverly Hills
Calle residencial en Beverly Hills
Casa de cuento en Beverly Hills

Volvemos al hotel y terminamos el día relajados, con un baño en la piscina y el jacuzzi con unas pizzas hechas en el microondas de la habitación.

Día 3: Santa Bárbara y playas
11/07/2011
Aunque no hace un día muy bonito nos vamos a Santa Bárbara, paseamos por State Street y por el muelle, típico muelle californiano. (Más adelante nos dimos cuenta que, en esta zona de California, todos los días amanecía el cielo tapado y un poco de fresca, pero hacia media mañana o medio día salía el Sol y hacía calor; no sabemos si pasa normalmente pero sí pasó todos los días que estuvimos por California, exceptuando San Francisco que tiene un clima propio).


Vamos a Santa Bárbara
Muelle de Santa Bárbara
Muelle de Santa Bárbara
El muelle desde abajo

Volvemos hacia Los Ángeles, parando en Malibú beach, donde hay varios surferos y el coche y la caseta de los socorristas. En la misma carretera paralela a la playa vemos un restaurante y paramos a comer, se llama Reel Inn; al entrar pedimos el pescado que queremos; te lo hacen al momento y ¡está riquísimo! Comemos muy bien. 



Surferos en Malibú beach
El vigilante de la playa, ¿será Mitch Buchannon?
El coche de los vigilantes
Muelle de Malibú beach

Vamos a Santa Mónica, mítica playa de la serie "Los vigilantes de la playa", paseamos por el animado muelle con sus atracciones y por la calle comercial (3rd street Promenade). Al atardecer hacemos parada en varias playas más como Long beach. 



Atracciones en el muelle de Santa Mónica
Playa de Santa Mónica
Fin de la ruta 66
Muelle de Santa Mónica al fondo
3rd street Promenade
Atardecer en Long Beach

Al volver al hotel ya nos encontramos con los padres y las hermanas de Javi, que también están viajando por EEUU y coincidimos aquí.

Día 4: Universal Studios Hollywood
12/07/2011
Hoy día en familia con visita al parque de atracciones de Hollywood. El parque en sí no es muy grande así que se recorre facilmente, además que los ratos de espera para las atracciones no son muy largos. Todo està ambientado en el mundo de las películas y pasamos muy buen día. Lo que más nos gusta es la atracción de Los Simpsons, el espectáculo de efectos especiales, la experiencia 4D de Shrek y el Studio Tour (está muy bien porque en el trenecito hay unas televisiones donde aparecen escenas de las películas de los decorados y el conductor va explicando cosas y anécdotas).

Universal Studios
Con Vin Diesel
Studio Tour
Studio Tour
Studio Tour
Studio Tour, El Grinch
Studio tour, Psicosis
Studio Tour, 2012
Universal Studios
Entrada a la atracción de los Simpson
En el bar de Moe

Para terminar el día nos vamos a cenar hacia la zona del muelle de Venice beach, dando un paseo desde el hotel.


Entrada adulto a Universal Studios Hollywood: $95

Día 5: Los Ángeles - Monterey
13/07/2011
Nos despedimos de la familia y seguimos nuestra ruta hacia Monterey. A medio camino paramos en San Luís Obispo para ver la misión, el legado español que los frailes franciscanos dejaron en California. 


San Luís Obispo
Misión de San Luís Obispo

Vamos a Monterey cambiando la ruta, ya que inicialmente queríamos pasar por Big Sur, una zona muy bonita de acantilados y pequeñas playas, pero ya no nos da tiempo. Llegamos al hotel Americas Best Value Inn North, situado en la entrada de Monterey, un sencillo pero suficiente motel. 



De camino a Monterey
Americas Best Value Inn North

Muy cerca hay un supermercado donde compramos noodles para hacer en el microondas y ya tenemos la cena.

Día 6: Monterey
14/07/2011
Con el coche vamos hacia la zona céntrica de Monterey y visitamos el acuario, muy completo e interesante. 


Medusas en el acuario de Monterey
Peces tropicales, acuario Monterey
Acuario Monterey
Acuario Monterey

Después comemos en la zona del muelle (Fisherman's wharf), todo de madera y colorido, y viendo a lobos marinos; es muy curioso porque en la puerta de los restaurantes te dan a probar cremas de marisco para que entres a comer. Paseamos por Cannery Row, donde se encuentran los antiguos y coloridos almacenes de sardinas, demostrando que fue un puerto muy importante. Al volver al coche, aparcado por la zona de atrás de Cannery Row, vemos muchos lobos marinos tomando el sol en una playita cerrada por una verja, parece que hay como algún tipo de centro de investigación de estos animales. También damos un paseo por "path of history", la zona de las casas históricas de adobe de la época de colonización española y mexicana, podemos observar varias como Custom House, Pacific House, Stevenson, etc.; algunas de ellas son de particulares.



Cannery Row
Lobos marinos tomando el sol
Playa repleta de lobos marinos
Vista de Fisherman's wharf
Path of history

Para terminar la tarde pasamos por un centro comercial para comprar algo para cenar y desayuno, además de las velas para celebrar el cumpleaños de Javi.


Entrada adulto a Monterey Bay Aquarium: $39.95

Día 7: Monterey - San Francisco

15/07/2011
Dejamos Monterey y nos dirigimos hacia San Francisco. De camino paramos en Santa Cruz, ciudad por excelencia del surf, donde paseamos por Boardwalk, con un parque de atracciones en lo que sería el paseo marítimo, repleto de gente, y visitamos el Surfing Museum, situado en Lighthouse point, desde donde vemos varias personas haciendo surf; cuando fuimos el museo era gratuito, es pequeño pero interesante de ver, se te pone la piel de gallina al ver una tabla de surf mordida por un tiburón y relatos y fotos de algunos surferos atacados.


Vistas desde Lighthouse point
Parque de atracciones justo al lado de la playa
Santa Cruz

Llegamos al hotel Grant Plaza, ubicado en la zona de Chinatown en San Francisco; es un hotel muy sencillo pero limpio, bien ubicado y bien de precio. Justo antes de llegar al hotel, en la misma calle, está la puerta de Chinatown. 



Llegando a San Francisco

Desde el hotel nos facilitan un descuento para dejar el coche en un aparcamiento cercano, así que descargamos y llevamos el coche al aparcamiento. Paseamos por Chinatown y comemos en un restaurante asiático, al traernos la cuenta nos traen también dos galletas de la suerte (en este barrio hay una fábrica donde las hacen, Golden Gate Fortune Cookie Factory). Seguimos el paseo por Waverly place y seguimos hacia Norh beach, pasando por la catedral de San Pedro y San Pablo y llegando a Fisehrman's wharf, desde donde vemos la prisión de Alcatraz. Luego empezamos a subir las calles empinadas que caracterizan esta ciudad, con sus casas victorianas muy bonitas, hasta Lombard street, una calle que tiene un curioso tramo con muchas curvas y flores.


Chinatown
Típica calle en pendiente y con casa victorianas
Vistats desde Lombard street
Lombard street
De camino al hotel me compro una sudadera, pues en San Francisco hay un microclima y es un poco freso. Nos duchamos y salimos a cenar, viendo el edificio Transamerica Pyramid iluminado. La verdad que el hotel está muy bien situado y muy céntrico y por la noche hay bastante ambiente y lugares cercanos para cenar.

Edificio Transamerica Pyramid

Día 8: San Francisco
16/07/2011
Hoy seguimos con nuestra visita a la ciudad de San Francisco; empezamos por la zona de Downtown y el distrito financiero, pasamos por la animada Union Square, bajando por Powell street hasta el punto donde los tranvías giran.


Policia de San Francisco
Transamerica Pyramid
Powell Street

Compramos un tique para poder coger el transporte urbano durante todo el día, y así llegamos a Civic Center, donde se encuentran la mayoría de instituciones de gobierno de la ciudad. 


Civic Center

Volvemos a coger el autobús para dirigirnos al barrio Haight-Ashbury, un lugar muy colorido, con tiendas muy curiosas y un ambiente muy variado; aprovechamos la cantidad de restaurantes que hay bastante bien de precio para comer. 


Haight-Ashbury
Tienda curiosa en Haight-Ashbury, escenas montadas con animales disecados

Andando llegamos a Golden Gate Park y de repente parece que ya no estemos en la ciudad rodeados de árboles, riachuelos, ardillas... en este parque también hay lugares curiosos como el jardín japonés. 


Golden Gate Park

No recorremos todo el parque, pues es enorme, por lo que cogemos otra vez el autobús hasta llegar al barrio Pacific Heights, con sus típicas casas; desde el parque Lafayette hay buenas vistas. 


Pacific Heights, desde el parque Lafayette

Vamos hasta el cruce Van Mess Avenue con California street, desde donde sale uno de los antiguos tranvías de madera, que nos lleva casi hasta el hotel, pasando por Grace Cathedral. 



Subiendo al tranvía
Parada donde nos deja el tranvía

Y para terminar el día, cogemos el coche para ir al mítico Golden Gate, justo antes de llegar vemos al lado de la carretera el cementerio nacional que resulta ser solo para miembros y familia de las fuerzas armadas. Al llegar al puente, hay bastante niebla, por lo que no lo vemos entero, aunque así también tiene su encanto. 


Golden Gate
Golden Gate envuelto por la niebla

Y ya un poco cansados de no parar en todo el día, volvemos al hotel a descansar y coger energía para seguir el viaje.

Tique bus o tranvía: 2,25$ single trip / 7$ single trip en el tranvía antiguo

Día 9: San Francisco - Mammoth Lakes
17/07/2011
Nos despertamos pronto y parece que amanece un día un poco más claro, así que antes de dejar la ciudad nos volvemos a acercar a Golden Gate y ahora sí lo vemos entero. Desde aquí hay unas bonitas vistas sobre la ciudad y al fondo la isla de Alcatraz, que nos ha quedado pendiente de visitar; desde aquí nos fijamos que hay algunas personas practicando surf de remo y alrededor suyo ¡algunos delfines! 


Golden Gate
Alcatraz
San Francisco desde Golden Gat
Delfines

Volvemos al coche, pues nos espera un día de bastantes quilómetros de carretera; primero hasta el parque nacional de Yosemite. 


Dejando San Francisco

A medida que nos vamos acercando, la carretera empieza a rodearse de mucha vegetación; nada más llegar paramos en un mirador, ¡es impresionante! 


Acercándonos a Yosemite
Acercándonos a Yosemite
Parque Nacional Yosemite

Como solo estaremos un día para visitar el parque, y por tanto no tenemos mucho tiempo, nos dirigimos hacia la zona de Mariposa Grove, donde se encuentran las imponentes secuoyas. (Cuando preparábamos la ruta de este viaje pensábamos hacer noche en el parque y así poder estar un poco más de tiempo, pero los hoteles y campings se llenan muy pronto, por lo que hay que reservar con mucha antelación, cosa que nosotros no hicimos). Antes de llegar a la zona de secuoyas paramos en Wawona, donde hay un hotel-restaurante y comemos. 


Wawona

Dejamos el coche en Mariposa Grove y seguimos el sendero, viendo las enormes secuoyas, sus raíces, e incluso pasamos por debajo de una; te sientes tan pequeño al lado de estos árboles ¡impresionante! A la vuelta nos encontramos con ciervos. 








Seguimos con el coche hasta Glacier Point, ¡espectacular! Te quedarías un buen rato mirando todo el paisaje que te rodea. Y al volver al coche también vemos otro ciervo, pero este en medio del aparcamiento. 


Glacier Point
Vistas desde Glacier Point
Ardilla
Ciervo

Lástima que se acaba el día y no podemos gozar más de este maravilloso parque. Pero aún nos queda la última sorpresa que nos brinda este lugar, encontramos una mama osa con sus dos ositos cruzando la carretera, aunque cuando sacamos la cámara ya solo pillamos al último osito. 


Pequeño oso

Contentos de haber visto osos, nos dirigimos hacia la salida del parque, donde se encuentra la gasolinera, y así parar a repostar ya que hasta Mammoth Lakes, donde está el motel, no sabemos si habrá gasolineras. Pero llegamos que justo está cerrando la caja (son las 19:00h), y aunque en la máquina de pago del surtidor pone que se aceptan tarjetas europeas, no nos la acepta; vemos que otras personas tienen el mismo problema, y como el trabajados aún está por allí cerrando le pedimos si nos puede cobrar dentro, pero de manera muy borde nos dice que no, nos quejamos ya que en el surtidor pone que aceptan tarjetas europeas y nos dice que en la máquina no, sino dentro, por lo que volvemos a pedirle si nos puede cobrar él y se niega rotundamente. Nos quedamos bastante preocupados ya que no sabemos si llegaremos a nuestro destino con lo que queda, y un camionero que está por allí se acerca, nos pregunta dónde vamos, nos mira cuánto nos queda y nos dice que si no le apretamos muchos llegaremos. Un poco más aliviados, y agradecidos porque también hay gente amable, seguimos nuestro camino, pasando por zonas despobladas, rodeados de frondosos bosque e incluso algunas clapas de nieve. Justo antes de incorporarnos ya a la autopista vemos una gasolinera, también cerrada ya, y la máquina tampoco nos coge la tarjeta. Seguimos poco a poco, aprovechando la inercia ya que hay muchos tramos con pendiente, y finalmente, un poco apurados, vemos el cartel del pueblo. ¡Hemos conseguido llegar al motel! Casi al lado del motel (Econo Lodge Wildwood Inn) vemos una gasolinera, así que podremos repostar por la mañana antes de irnos. Nos acomodamos en nuestra habitación, cenamos algunas cosas que habíamos comprado y a dormir. A partir de ahora, ya procuraremos repostar durante el día, mientras las gasolineras están abiertas, ya que vemos que las máquinas no aceptan nuestras tarjetas.

Entrada al National Park Yosemite: 30$ por vehículo (la entrada sirve para 7 días, a parte hay el pase anual a todos los parques nacionales, America the Beautiful cuesta 80$, dependiendo lo que se visite vale la pena)


Día 10: Mammoth Lakes - Las Vegas
18/07/2011
Desayunamos en el motel, un desayuno básico pero es suficiente; en muchos moteles entra el desayuno que se suele servir en recepción, suelen ser desayunos básicos pero están bien. Antes de salir del pueblo llenamos el depósito de gasolina y empezamos a recorrer la cantidad de quilómetros que nos esperan hoy. Hay que decir que si hubiésemos tenido más tiempo para el viaje habríamos dedicado un rato a visitar los lagos de Mammoth, que están a unos 5-10 minutos en coche del pueblo, ¡lástima porque es un lugar muy bonito! Después de media mañana conduciendo empezamos a encontrarnos ya con el paisaje más árido, algún árbol de Joshua, carreteras prácticamente solitarias y largas, muy de película, ¡como para quedarse tirado aquí! Paramos en un mirador (Father Crowley point) desde donde vemos Death Valley borroso por la calor, que ya aprieta bastante.


Polvo levantado por un golpe de viento, yendo hacia Death Valley
Carretera hacia Death Valley
Death Valley al fondo
Death Valley con zoom

Seguimos descendiendo suavemente por la carretera hacia el valle de la muerte, con el punto más por debajo del mar a 86 metros, y con la extrema calor que hace realmente el nombre le va muy bien. 


Death Valley

Por la carretera nos vamos cruzando con coches como forrados de negro, imaginamos que deben de estar haciendo pruebas aprovechando las altas temperaturas. 

Coche en prueba

Como no, con el tiempo apretado, no nos podemos permitir recorrer varios lugares del valle, así que nos limitamos a cruzarlo. Paramos en Strovepipe Wells Village a comer; el calor es demasiado, ¡incluso los cuervos están en la sombra, sin moverse y con la boca abierta! Entramos en el restaurante, es como un saloon y la comida es muy rica.


Cuervos a la sombra
Restaurante en Strovepipe Well Village

Continuamos cruzando Death Valley y enseguida nos encontramos con unas dunas (Mesquite Flat Sand Dunes).


Mesquite Flat Sand Dunes

Seguimos y empezamos a subir otra vez las montañas que rodean el valle, saliendo así de la zona considerada como parque nacional y entrando al mismo tiempo el estado de Nevada.


Vistas sobre el valle, saliendo de Death Valley
Saliendo de Death Valley
¡Ya estamos en Nevada!
Otra carretera interminable y solitaria

Un poco más adelante nos desviamos hacia Rhyolite, un pueblo fantasma que tuvo su corto esplendor a principios del s. XX gracias a la minería en la época de la fiebre del oro; aunque en cuanto estuvo explotado, la gente abandonó el pueblo definitivamente en 1920, con la calor que hace no nos extraña nada. Este pueblo es una pasada, todo en silencio, edificios en ruinas, sin ningún turista... Rhyolite ha sido escenario de la película La isla. Paseando entre los restos del pueblo encontramos un cartel que alerta sobre la presencia de serpientes cascabel, así que desde ese momento vamos con los ojos bien abiertos, por si a caso.


Rhyolite
Vagones en Rhyolite
Joshua tree, Rhyolite (¡un poco de sombra!)
Carretera que cruza Rhyolite
Cartel en Rhyolite
Edificio en Rhyolite
Edificio de Rhyolite
Casas en Rhyolite
Coche abandonado, Rhyolite
Rhyolite

Nuestro camino sigue hacia Las Vegas, ciudad que se nos aparece delante en medio de un paisaje desértico y caluroso. Bastante antes de llegar paramos en una gasolinera con un cartel bien grande que indica que estamos cerca de la área 51, una base secreta de las fuerzas aéreas, tan secreta que se cree que hacen investigaciones relacionadas con vida extraterrestre.


Cartel en la gasolinera

Por fin, después de muchas horas de conducción en este día, llegamos al hotel Flamingo Las Vegas y nos quedamos con la boca abierta en su entrada de película y donde nos cogen las llaves del coche para aparcarlo y nos llevan las maletas hasta la habitación, ¡que es espectacular! Los precios de los hoteles en Las Vegas, en hoteles como este, no son nada caros teniendo en cuenta como son.


Lavabo habitación, con televisión en el espejo
Habitación hotel Flamingo
Descansando en la habitación
Piscina del hotel, vista desde nuestra habitación

Nos duchamos, nos arreglamos y salimos a cenar, junto con la familia de Javi que volvemos a reencontrar en esta ciudad. Para salir del hotel se cruza el casino, lleno de gente, luces, colores y ruido, y al salir a la calle nos choca la calor que hace siendo ya de noche, es como si tuvieras un secador con aire caliente delante. Mientras cenamos, por la ventana vemos un volcán en erupción, es el hotel Mirage que tenemos delante. Más tarde damos un paseo, es todo muy curioso, casi como un parque de atracciones. Hay mucho ambiente en la calle, pero sobre la 1 de la madrugada ya empiezan a quedarse vacías las calles, se acabó la fiesta.


Interior Venetian hotel
Venetian hotel
Volviendo al hotel, las calles ya medio vacías

Entrada al National Park Death Valley: 20$ por vehículo (la entrada sirve para 7 días, a parte hay el pase anual a todos los parques nacionales, America the Beautiful cuesta 80$, dependiendo lo que se visite vale la pena)

Día 11: Las Vegas
19/07/2011
Nos despertamos y bajamos a desayunar a la cafetería del hotel, bastante cara. Pasamos un buen rato en las piscinas del hotel, por una parte está la piscina familiar y por otro la de adultos (piden el carné de identidad para entrar); esta última es muy grande y con DJ, nos llama la atención que hay muchas chicas que van con el bañador pero con tacones, maquilladas y peinadas que parecen recién salidas de la peluquería, ¡cuánto nivel! Prácticamente no salimos, ya que al momento estás seco y agobiado por la calor. (Debemos añadir que además había una ola de calor).


Piscina de adultos, hotel Flamingo

Salimos a comer, en la calle hace tanta calor que de un sitio a otro vamos por dentro de los hoteles, que algunos son incluso como centros comerciales. Comemos en un restaurante en el hotel París. Paseamos un poco más por entre los curiosos hoteles y compramos algo para desayunar al día siguiente, pero la calor nos puede y volvemos a la piscina a pasar lo que queda de tarde.


Flamingo hotel
Casino
Caesars Palace al fondo
En el interior de un hotel

Por la noche salimos a cenar, esta vez al Burger King y paseamos por más hoteles.

Las Vegas, vista desde una pasarela
Bellagio hotel y fuentes (ya se había terminado el espectáculo)
Hotel París
Hotel New York al fondo
Casino
Hotel Excalibur

Día 12: Las Vegas - Tuyasan
20/07/2011
Hoy volvemos a la carretera; dejamos el magnífico hotel Flamingo y, antes de irnos de la ciudad, pasamos por la zona repleta de las míticas capillas (están en la misma calle del hotel, la calle principal, pero bastante más arriba).



Capilla, Las Vegas
Otra capilla en Las Vegas
Entrando a la zona más vieja de Las Vegas, dónde se encuentran los primeros casinos

Dejamos atrás la ciudad para dirigirnos al espectacular Grand Canyon. Ya en Arizona, paramos en Williams a comer, por aquí pasa la famosa Route 66 y el pueblo tiene bastante ambiente relacionada con esta ruta. Seguimos hasta Tuyasan, donde tenemos reservada nuestra habitación en el hotel Canyon Plaza Resort; la ubicación es perfecta ya que un poco más adelante, a 10 minutos en coche, ya te encuentras con el Grand Canyon, además el hotel está muy bien. 


Habitación hotel Canyon Plaza Resort


Dejamos las maletas y nos vamos a ver la puesta de sol al mirador que se encuentra al lado del centro de visitante y en la zona donde se ubican la mayoría de hoteles del parque. La carretera que nos lleva hacia el parque está rodeada de bosque con muchos ciervos.


Ciervo junto a la carretera

Llegamos a la entrada del parque, seguimos hasta el centro de visitantes, aparcamos, nos acercamos al mirador y... nos quedamos sin palabras, ¡es maravilloso! Te quedas embobado mirando el enorme paisaje que tienes delante y las maravillas que llega a hacer la naturaleza. ¡Impresionante! Poco a poc se va poniendo el sol, dando diferentes tonalidades a las rocas rojizas y marrones del cañón. Ver la puesta de sol aquí es mágico.


La primera visión que tenemos del Grand Canyon, ¡una pasada!
Sol poniéndose en Grand Canyon
El Sol ya no ilumina el Grand Canyon

Después de este magnífico momento volvemos a Tuyasan donde cenamos en una pizzería al otro lado de la carretera del hotel; para acabar el día nos bañamos en la piscina interior con jacuzzi, ¡y a dormir!

Entrada al National Park Grand Canyon: 30$ por vehículo (la entrada sirve para 7 días, a parte hay el pase anual a todos los parques nacionales, America the Beautiful cuesta 80$, dependiendo lo que se visite vale la pena)

Día 13: Tuyasan - Mexican Hat
21/07/2011
Desayunamos muy bien en el hotel, recogemos todo y volvemos al parque nacional. Vamos recorriendo la carretera hacia este del cañón (carretera Desert view), parando en cada mirador (se encuentran a muy poca distancia entre ellos y de uno a otro no hay mucha diferencia en las vistas, pero el paisaje es tan espectacular que nos merece la pena parar en todos). Desde uno de los últimos miradores, mirando más allá del cañón, hacia el norte y un poco este, vemos una fina columna de humo, ¿será de la reserva de la comunidad de nativos Navajo?


Curso del río Colorado, Grand Canyon
Grand Canyon
Paso del río Colorado por el Grand Canyon

Finalmente dejamos atrás este lugar para seguir hacia Mexican Hat, en Utah. Toda esta zona que atravesamos hasta nuestro siguiente destino es territorio navajo, tienen varios puestos en la carretera donde venden artesanía. Paramos en Cameron a poner gasolina y a comer, es un restaurante navajo y está todo muy bueno. El paisaje es árido y rojizo, y más carreteras larguísimas. 


Paisaje hacia Cameron
Puestos de artesanía navaja
Puente en Cameron
Carretera hacia Mexican Hat
Yendo a Mexican Hat
Caballos al lado de la carretera

Antes de llegar a Mexican Hat, a lo lejos ya empezamos a ver las curiosas montañas rocosas de la zona de Monument Valley, ¡qué bonito! Llegamos al hotel Mexican Hat Lodge, el hotel está muy bien, nosotros teníamos reservado el bungalow con cocina. Después de acomodarnos cogemos el coche y retrocedemos para comprar justament en el pueblo oljato Monument Valley, y al salir del supermercado las vistas son increíbles, además está empezando a anochecer y es bonito ver como estas montañitas se recortan al horizonte.


Vistas al salir del supermercado
Carretera llegando a Mexican Hat

Al volver al hotel decidimos ir a cenar a su restaurante, el bungalow no está pegado al edificio del hotel y sólo hay la iluminación del hotel y la lamparita exterior del bungalow; cuando salimos hacia el restaurante se nos cruza una serpiente de un color claro que casi pisamos. ¡Menudo susto! Como casi no se ve el suelo, retrocedemos, nos hacemos la cena en el bungalow y vemos una película. Mañana compraremos una linterna para mirar bien antes de ir al restaurante.

Día 14: Mexican Hat - Monument Valley - Mexican Hat
22/07/2011
Hoy toca visita a Monument Valley, así que cogemos el coche y retrocedemos otra vez. Pagamos la entrada y empezamos a recorrer el camino por dentro del parque (es una ruta circular por dentro del parque, se debe respetar mucho no salir con el coche del camino; en varios puntos del recorrido salen otros caminos pero ya indican que es territorio navajo y está prohibido, pues es zona donde viven). Es tan espectacular que es difícil de describir; este lugar fue escenario de películas del oeste donde aparecía John Wayne. 


De camino a Monument Valley
Monument Valley desde la cafetería-restaurante
Ardillita en la cafetería
Monument Valley
Paisaje en Monument Valley
Food caravan en Monument Valley
Camino circular que recorre el parque
Navajos a caballo a lo lejos
Monument Valley
Árbol en Monument Valley
Monument Valley
Vista de Monument Valley
Antiguas viviendas de los navajos, junto a la entrada del parque

Pasamos toda la mañana en el parque y volvemos al hotel a hacernos la comida. Queríamos visitar también el cañón Antelope y Horseshoe Bend, cerca de Page, pero están a unas dos horas y no teníamos la visita concertada para Antelope (este cañón es también propiedad de los navajos y se debe reservar la visita unos días antes, son unos 40$ por adulto). Así pues, habrá que volver por la zona para poder visitar estos lugares. Pasamos la tarde tranquilos leyendo y en la piscina del hotel. Antes de anochecer vamos con el coche a ver la curiosa forma rocosa que da nombre al pueblo, ya que parece el sombrero de un mejicano; se encuentra a las afueras del pueblo y en el camino hay un montón de las típicas bolas del oeste que el viento hace rodar. 


Nuestro bungalow, hotel Mexican Hat Lodge
Mexican Hat
Bolas al lado del camino

Y por la noche, ya con nuestra linterna, vamos al restaurante del hotel; cenamos carne hecha directamente en el fuego por un vaquero, merece muco la pena cenar aquí y ver cómo cocina balanceando la carne es interesante (está abierto a todo el público, no es únicamente para los huéspedes del hotel). 


Cocinando la carne y el pan
Cena en el restaurante de Mexican Hat Lodge

Entrada Monument Valley: 20$ por vehiculo (aquí no vale el pase anual Amercia the Beautiful ya que es propiedad de los navajos)

Día 15: Mexican Hat- Phoenix - New York
23/07/2011
Una vez hemos recogido vamos a recepción a devolver la llave a la recepcionista y estamos un rato hablando con ella: le comentamos la serpiente que se nos cruzó la otra noche y ella nos explica toda la fauna que vive por allí y que a menudo se cruzan; aunque también nos comenta que mientras se vaya con los ojos abiertos y no se molestes a los animales no tiene por que pasar nada. Nuestro siguiente destino es Phoenix, donde termina la primera parte del viaje por la zona oeste del país. En un principio tenemos pensado parar en Oak Creek Canyon y hacer el recorrido circular en coche, pero salimos tarde de Mexican Hat y a las 19:00 horas debemos dejar el coche en el aeropuerto; no nos va a dar mucho tiempo de disfrutarlo así que lo descartamos. A las afueras de Phoenix, como tenemos un poco de tiempo, paramos en un centro comercial. Dejamos el coche en el aeropuerto, nos llevan hasta la terminal y facturamos las maletas a través de unas máquinas, donde, por sorpresa, al escoger el idioma vemos el catalán. A las 21:40 horas despega nuestro avión.




Detalle recorrido por la zona este

Día 16: New York - Philadelphia
24/07/2011
Después de un vuelo de unas 5 horas y con el cambio horario, llegamos al aeropuerto JFK a las 5:00 horas de la madrugada. Nos dirigimos al punto de recogida del coche de alquiler y conducimos hasta Philadelphia (Pennsylvania). Del aeropuerto a Philadelphia hay dos horas de camino, pero con el sueño y cansancio se nos hace eterno (con el cambio de horario es como si no hubiera habido noche para nosotros y en el avión dormimos a ratos). A medio camino paramos en un Starbucks a desayunar; al final llegamos al hotel Super 8 Bellmawr, a las afueras de la ciudad en el estado de New Jersey. Descargamos todo y vamos hacia el centro; parece ser que aquí también hay una ola de calor, apenas hay gente e incluso en la oficina de turismo hay carteles que indican que las visitas guiadas por la ciudad han sido canceladas por la calor, entre el cansancio y la calor parecemos zombies. La ventaja es que podemos aparcar con facilidad. Dando un paseo vemos el City Hall, un edificio muy bonito, pasamos por delante del Hard Rock Café y Franklin Court e Independence Square, una zona muy importante en la historia del país ya que es el lugar donde se debatió y se declaró la independecia de Estados Unidos el 4 de julio de 1776. 


City Hall, Philadelphia
En una plaza de Philadelphia...
Market street, Philadelphia
Independence National Historical Park, Philadelphia

Hacemos una parada para comprar fruta que nos comemos sentados en la sombra y así poder seguir la visita. Seguimos la calle Market hasta Penn's landing, donde vemos un barco de vapor de ruedas en el río Delaware, como los que cruzaban el Mississipi (el río Delaware hace de frontera entre el estado de New Jersey y Pennsylvania). 


Barco de vapor a rueda

Estamos tan cansados y acalorados que terminamos aquí nuestra visita a la ciudad, dejando por ver la colorida South street; cogemos un autobús que nos lleva hasta City Hall, que es por donde hemos aparcado. Compramos en un supermercado noodles precocinados para hacer en el microondas, llegamos al hotel, comemos, nos ponemos el pijama y nos quedamos fritos sobre las 17:00 horas.

Día 17: Philadelphia - Niagara Falls
25/07/2011
Nos despertamos sobre las 7:00 horas después de irnos a dormir por la tarde, realmente estábamos muy cansados... Cogemos energía con el desayuno del hotel, pues nos esperan unas cuantas horas de coche hasta Niagara Falls, ¡casi 7 horas! De camino llueve muchísimo, por lo que la visibilidad es muy mala, además que la autopista está muy llena de agua; reducimos la velocidad y nos sorprendemos con los tràilers que nos adelantan a toda velocidad. Al llegar a Niagara Falls hace buen tiempo, por suerte. Dejamos las maletas en el motel Driftwood Suites, tenemos reservada la habitación King con spa, aunque todo es muy sencillo y con una decoración básica, estamos muy bien y pasamos una noche muy cómoda. 


King room with spa bath, Driftwood suites

King room with spa bath, Driftwood suites

Primero pasamos con el coche por la calle Riverway, paralela al río Niágara, pero nos decepciona la vista con la que nos encontramos: al fondo de un paraje natural y espectacular como son unas cataratas se encuentran edificios altos y con muchas luces (en la parte de Canadá); esto rompe un poco la belleza del lugar. Con el coche nos acercamos a la catarata, lo dejamos en un supermercado al lado del puente donde se encuentra la frontera entre Estados Unidos y Canadá. Cruzamos el puente y entramos en Canadá, en unos 20 minutos llegamos al mirador. Desde este punto es más bonita la vista ya que al fondo de la catarata no se ve más naturaleza que en el lado canadiense donde nos encontramos.


Cataratas de Niágara, desde Estados Unidos
Vista de las cataratas desde el puente
Las cataratas desde el mirador en Canadá
Niagara Falls, desde el mirador de Canadá
Cartel en el puente
Vista de noche desde el puente
Punto fronterizo entre Estados Unidos y Canadá

Volvemos hacia Estados Unidos y al pasar por la frontera nos piden el pasaporte, hacen alguna pregunta y volvemos, aunque para poder cruzar el puente de vuelta hay unas máquinas como las del metro y debes poner una moneda de 50 céntimos de dólar para poder pasar; un pequeño negocio aprovechándose de los turistas. Cuando llegamos al hotel, tomamos un baño de burbujas y vamos a dormir bien relajados.

Cruzar Rainbow bridge: 0,50$ por persona

Día 18: Niagara Falls - New York
26/072011
De buena mañana vamos a recepción a buscar el desayuno, lo ponemos en una bandeja y desayunamos en la habitación (en la mayoría de moteles ofrecen desayuno de cortesía pero algunos no tienen mesas y sillas, así que puedes coger la bandeja y desayunar en la habitación). Hoy volvemos a tener unas cuantas horas de conducción hasta New York y nos vuelve a llover por el camino.


Dejando el motel Driftwood Suites
Bonita casa en Niagara Falls
Tràilers en estación de servicio
Semáforos colgantes

Cuando llegamos primero dejamos el coche de alquiler en el aeropuerto y desde allí cogemos primero el Airtrain para salir del aeropuerto y luego el metro hasta Madison Square Garden, donde está el hotel Pennsylvania; este es uno de los primeros hoteles de la ciudad, en su época uno de los mejores, pero ahora las habitaciones estándar son viejas, pequeñas y el colchón se hunde en el medio, aunque por el precio y la ubicación no se puede pedir mucho más y al menos está limpio. Al salir del metro está cayendo un chaparrón, cruzamos la calle rápido y entramos en el hotel con su enorme recepción. Dejamos todo en la habitación y nos vamos a Times Square, unas cuatro calles más arriba del hotel. Por el camino paramos a cenar en una pizzería de comida rápida. Al llegar al turístico lugar impacta ver todo tan iluminado, ¡hay luces por todas partes! 


Llegando a Times Square
Times Square

Volvemos al hotel y a descansar.

Tique Airtrain: 5$ por persona

Metrocard 7 días ilimitado, válido para metro y bus: 30$ por tique (teniendo en cuenta que el viaje en metro o bus cuesta 2,75$ y que es una ciudad enorme sale a cuenta) 

Día 19: New York
27/07/2011
Desayunamos al lado del hotel, en una cafetería-restaurante de comida rápida donde el camarero nos pregunta cuantos días estaremos y nos da un vale de 10% de descuento para utilizar todas las veces que queramos; el lugar es bastante barato, hay bocadillos, bollería y pizzas y además tenemos descuento, así que desayunaremos aquí los demás días y quizás también cenemos alguno. Cogemos el metro hacia la zona Civic Center, donde se encuentra los edificios del gobierno: City Hall, la corte, etc.


Manhattan Borough President's office
Corte Suprema de Nueva York

Visitamos también Saint Paul's chapel, entramos y nos quedamos helados con lo que encontramos. Esta pequeña iglesia, justo al lado de la zona zero, se utilizó como lugar de pregarias y de encuentro en el atentado de las torres gemelas; se te pone la piel de gallina pasear por dentro de la iglesia y todo el dolor y desesperación que se acumuló aquí dentro.


Saint Paul's Chapel
Parches de bomberos, policías y otros grupos de todo el mundo que ayudaron después del atentado,
interior Saint Paul's Chapel

Nuestra siguiente parada es el museo National September 11 Memorial, un lugar también escalofriante, con restos de pertenencias de personas, restos del avión, relatos de testimonios... Debemos añadir que la entrada nos parece bastante cara (14$ en 2011) y aunque pone que el dinero es para las víctimas y familiares, cuando ves lo que están construyendo en la zona zero te entran dudas (curiosamente recibe el mismo nombre y el proyecto consta de varios edificios, unas fuentes en los cimientos de las torres y jardines alrededor).


Restos de fuselaje de avión, National September 11 Memorial Museum

Al salir del museo pasamos por las pasarelas encima de las obras donde antes se enconraba World Trade Center y podemos ver un poco lo que están construyendo. Así llegamos a Winter Garden, salimos a la calle y vamos bajando hasta Battery Park, desde donde vemos la famosa Estatua de la Libertad. Desde aquí también se cogen los ferries que llevan a la isla, aunque viendo el precio y las interminables colas que hay lo descartamos. 


Edificio financiero
Obras en la zona zero
Winter Garden
Winter Garden y edificios Financial Center desde fuera
Estatua de la Libertad
Autobús escolar
Curiosa escultura, Battery Park

Por la zona comemos en un restaurante como de comida rápida pero vegetariano, está bastante bien de precio, bueno, agradable y con wifi (no recordamos el nombre). Vamos subiendo por Water street hasta llegar a Wall street, la bolsa americana. 


Bolsa de Nueva York
Pearl street con la iglesia Trinity al fondo

Seguimos hacia Pier 15 y South Street Seaport, un centro comercial en un muelle desde donde hay vistas del puente de Brooklyn; es una zona muy animada. 


Aparcamiento en Nueva York, aprovechando el poco espacio que tienen al máximo
Puente Brooklyn

Llegamos hasta el puente, cruzamos un trocito y retrocedemos para coger el metro e ir hacia Chinatown, con todos los carteles en chino.


McDonald's en Chinatown
Calle en Chinatown
Calle de Chinatown

Volvemos a coger el metro hacia el barrio Brooklyn Heights con sus bonitas casas y el paseo, Promenade, desde donde hay unas vistas preciosas sobre Manhattan.


Manhattan desde Brooklyn
Calle en Brooklyn Heights
Manhattan desde Brooklyn Heights Promenade 
Manhattan
Puente de Brooklyn y Manhattan al fondo

Volvemos al hotel, nos duchamos y salimos a cenar; como estamos cansados buscamos algo cerca, por la zona cuesta encontrar algo que no sea comida rápida, pero justo en la calle de al lado (W32nd street), está el restaurante Statler Grill. Es bastante caro, pero cenamos muy bien. Para bajar un poco la cena paseamos un poco por la zona.


Chrysler building
Parece para la ventilación del subsuelo

Entrada National September 11 Memorial: 24$ por persona (en 2016)

Día 20: New York
28/07/2011
Teóricamente hoy vamos a una misa gospel en Haarlem. Ilusionados llegamos hasta la capilla donde la familia de Javi asistió, hacía unos días. Al llegar esperamos en la puerta ya que está cerrada, pero va pasando el rato y allí no llega nadie. Al cabo de un rato entra una mujer y le preguntamos, nos explica que hoy no va habrá misa en casi ninguna capilla y en las que sí haya ya habrá empezado. ¡Con las ganas que teníamos de vivir en directo una de estas misas! Por si las moscas buscamos otra capilla, pero también está cerrada. Otra vez será... Por lo menos, mientras esperábamos ha pasado por delante una manifestación muy animada.


Manifestación en Haarlem

Así pues, vamos hacia Central Park; entramos por el norte del parque, esta zona está muy animada con grupos escolares haciendo actividades, gente haciendo deporte... Por dentro de sus caminos vamos bajando. Cuando estás por entre esos caminos parece mentira que estés en una ciudad como Nueva York. Paseamos por la parte norte del lago.


Rascacielos al fondo, vistas desde el lago grande de Central Park
Vistas desde el lago grande de Central Park

Cansados un poco de andar, ya que el parque es muy largo, salimos a la calle y cogemos el metro hasta la altura del edificio donde vivió y asesinaron a John Lennon. Entramos al parque otra vez y a esa altura es donde se encuentra Strawberry Fields, el memorial del artista. 


Memorial John Lennon

Seguimos bajando por dentro del parque, pasando por lugares que te transportan a varias películas. A llegar casi al final, en la 5th Avenue, hay muchos paparazzis con cámaras con un zoom enorme enfocando a los edificios, deben de vivir por allí varios famosos.


Bethesda, Central Park

Laguito de barcas de control remoto, Central Park

Alice in Wonderland statue, Central Park

Cogemos la quinta avenida y seguimos bajando, pasando por la bonita Saint Patrick's cathedral, por Rockefeller Center, la biblioteca, viendo la cantidad de gente, taxis y vehículos, tiendas... Pasear un rato está muy bien y sentir la sensación de estar entremedio de rascacielos, pero para vivir aquí no, ¡qué estrés!


Saint Patrick's Cathedral
Interior catedral
Rockefeller Center
5th Avenue

Seguimos hacia United Nations Plaza, donde se encuentran los edificios de las Naciones Unidas. De camino paramos a comer en uno de los muchos lugares donde hacen comida rápida.


1st Avenue
United Nations Plaza
Cogemos la calle 42 en dirección Times Square, pasamos por la Grand Central Terminal, que también aparece en muchas películas y de camino vemos una calle cortada con varios camiones de bomberos, aunque no descubrimos bien que pasa y seguimos adelante. 

Grand Central Terminal con el edificio Chrysler al fondo, New York
Camiones de bomberos en New York

Llegamos a Times Square y entramos en Toys'r'us, un paraíso para niños (y no tan niños) y, como no, en Hard Rock Café.



Times Square de día
Rincón de Willy Wonka, Toys'r'us
Toys'r'us
Guitarra de Gene Simmons de Kiss, Hard Rock Café NY
Hard Rock Café NY

Volvemos al hotel, ducha y descansar un rato, para más tarde salir a cenar a Little Italy. Llegamos a este barrio con el metro y nos sorprendre porque es muy tranquilo; lógicamente cenamos muy bien y barato en un restaurante italiano.


Hotel Pennsylvania
Little Italy

Día 21: New York
29/07/2011
Después de un buen desayuno en la habitual cafetería, cogemos el metro y hacia el distrito Soho, conocido como el barrio del hierro colado y una zona de artistas que en los años 60-70 empezaron a habitar las antiguas fábricas y almacenes. Es un barrio con tiendas curiosas y un ambiente agradable y entretenido.


SoHo District, New York



Seguidamente vamos a Greenwich Village, un barrio residencial bastante tranquilo; en la calle Bedford se encuentra un pequeño edificio que es el más estrecho de la ciudad. Comemos en un restaurante por este barrio y el precio está bastante bien y la comida rica.
Greenwich Village
Casa más estrecha, Bedford street, Greenwich Village
Curioso coche para promocionar un restaurante

Para hacer bajar la comida vamos hasta Washington Square Park, nos sentamos a descansar un rato y está repleto de ardillas. Por la zona también encontramos una de las típicas canchas.


Cancha de baloncesto, New York
Ardilla en Washington Square Park, NY

Volvemos a coger el metro hasta la zona donde se encuentra el edificio de forma curiosa Flatiron.

Calle cercana a Flatiron Building
Flatiron building, NY

Aprovechamos lo que queda de tarde para hacer las últimas compras y visitar alguno de los almacenes de la ciudad, como Macy's (entre la 7th avenue y 34th street, una calle más arriba del hotel).

Día 22: New York - Barcelona
30/07/2011
Hoy es nuestro último día en la gran manzana y no nos podemos ir sin subir a un rascacielos y tener unas vistas espectaculares sobre la ciudad. Así que dejamos todas las maletas preparadas en la habitación y nos vamos al Empire State, que se encuentra en la quinta avenida y a la misma altura que el hotel (33rd street). Es bastante pronto y ya hay gente, compramos los tiques, pasamos el control y nos ponemos a la cola de los ascensores (recomendamos ir pronto e incluso, depende que fechas actualmente es recomendable comprar el billete online y reservar). En unos 15 minutos subimos ya al ascensor que en un momento llega al piso 80, ¡debe subir muy rápido! Al bajar en este piso hay otra vez cola para coger el ascensor que te lleva al piso 86 y mientras en la cola te hacen la típica foto con un croma para que después la compres de recuerdo. Como pasamos de la foto y solo quedan 6 pisos hasta el mirador, subimos por las escaleras ya que no hay cola. Aunque arriba hay mucha gente y la entrada es cara, las vistas son increíbles y merece mucho la pena; no es lo mismo verlo en foto que verlo en directo, ¡una pasada!


Empire State
Manhattan, vistas desde el piso 86 de Empire State
El puente Brooklyn desde Empire State
Rascacielos y Central Park desde Empire State
Main Deck (piso 86), Empire State
Vista en picado desde Empire State
Entrada del edificio Empire State

La bajada es más rápida ya que no hay cola para coger el ascensor, una vez abajo hay muchísima más gente esperando que cuando hemos llegado. A las 12:00 horas cogemos las maletas de la habitación y dejamos el hotel. Con el metro y el Airtrain (si presentas la metrocard el Airtrain solo cuesta 1$ en lugar de 5$) llegamos hasta el aeropuerto. 


Hacia el aeropuerto, en el metro

Una vez pasado el control, comemos con tranquilidad y esperamos la hora de embarque para salir a las 20:50 horas de vuelta hacia Barcelona.

Entrada Empire State Main Deck (mirador piso 86): 32$ por persona


Día 23: Llegada a Barcelona
31/07/2011
A las 10:30 horas llegamos al aeropuerto de Barcelona y termina nuestra aventura por una pequeña parte de un país lleno de contrastes, desde paisajes y naturaleza muy diferentes y todos espectaculares hasta grandes ciudades; un país con gente, en general, muy amable que incluso si te ve en apuros acude a ayudarte sin que se lo pidas. Nos quedamos con ganas de ver otros lugares y estados del país, e incluso repetir algunos, así que sin duda volveremos.