jueves, 3 de diciembre de 2015

RECORRIENDO LOS BALCANES

AGOSTO 2015 ESLOVENIA – CROACIA - BOSNIA HERZEGOVINA

Se acercaban las vacaciones y estábamos indecisos, no sabíamos si recorrer el Algarve o bien los Balcanes; finalment nos decidimos por esta última zona y con muy poco tiempo preparamos un poco el recorrido, consultando en las guías, otros blogs y otros relatos, webs de información turística, etc. Antes de partir revisamos aquellas cosas que necesitàbamos específicament para este viaje: pasaporte para poder entrar en Bosnia Herzegovina, carta verde del seguro del vehículo, tarjeta sanitaria europea, dinero en efectivo para cambiar en Croacia y Bosnia, zapatillas para la playa (en Croacia mayormente son de piedras). Con todo preparado empezamos la pequeña aventura.



¡NOVEDAD! En esta nueva normalidad de incertidumbre que estamos viviendo como consecuencia de la pandemia mundial, viaja más seguro con IATI ESCAPADAS.


Día 1: Sant Llorenç Savall - Andorra
01/08/15
Salimos de casa con todo cargado al mediodía, recogemos la AC, guardamos todo en su sitio y empezamos nuestro viaje, pasando primero por Andorra para cambiar los neumáticos. Aprovechamos para comprar algunas cosas y nos quedamos a dormir en la área del centro comercial River (segundo centro que te encuentras entrando a Andorra desde Catalunya). Otras veces ya hemos estado en esta área, la cual recomendamos por su tranquilidad, por tener servicios de vaciado y llenado gratuitos y por su buena comunicación, ya que justo delante del centro comercial hay una parada de autobús que te lleva a Andorra la Vella.

Peaje Manresa: 7,70€
Peaje túnel Cadí: 11,65€

Día 2: Andorra - Casaleggio Boiro (pasado Génova)
02/08/15
Ponemos rumbo Cerkno, nuestra primera parada en Eslovenia, y ahora sí empieza el viaje. Paramos en Martinet, un pueblecito de la Cerdanya que se encuentra en la carretera que va a Puigcerdà; allí desayunamos en una cafetería. Pasado Puigcerdà la carretera tiene más curvas, subidas y bajadas, pero el paisaje es muy bonito (esta zona ya la habíamos recorrido y recomendamos las Gorges de Carança, Villefranche-le-Conflent, Mont Saint Louis). En Perpinyà cogemos la autopista y cruzamos Francia pasando por la costa azul y finalmente entramos en Italia. Pasado San Remo empezamos a buscar algún lugar donde dormir y nos dirigimos a la área de Loano que sale marcada en el GPS (campercontact); justo al salir de la autopista vemos un cartel de una área y decidimos mirar, nos recibe un chico que nos informa que cuesta 17€ (área Borghetto Santo Spirito), parece una área bastante correcta y con todos los servicios básicos, pero preferimos ir a mirar la otra ya que nuestra intención es dormir gratuitamente hoy, ahora que tenemos más posibilidades (en Croacia y Eslovenia deberemos pagar puesto que está prohibido pernoctar en lugares públicos). Llegamos a la área de Loano y nos encontramos con la barrera cerrada y que no emite tique, varios hombres que están instalados allí nos informan que para entrar se debe reservar online y cuesta 15€ por noche. Así pues, intentamos encontrar algún lugar en la calle, pero parece que son pueblos turísticos de costa y está todo lleno de coches o aparcamientos con limitación de altura. Seguimos hasta Albisola donde el GPS marca dos aparcamientos para poder pernoctar, desde la salida de la autopista vemos una AC en uno de ellos, pero hay calles cortadas y en obras y ni nosotros ni el GPS sabemos cómo llegar; el otro aparcamiento tiene limitación de altura. Intentamos encontrar algo en la calle, llegando así hasta Savona y desistiendo. Finalmente entramos otra vez en la autopista y marcamos una área AC que aparece en el furgoperfecto y es gratuita, aunque está a una hora. Después de la salida de la autopista pasamos por algunos pueblos, cruzando alguna calle estrecha, y aunque en Lerma vemos un aparcamiento dónde podríamos dormir, seguimos 1,5 km hasta la área, la cual se encuentra en Casaleggio Boiro. El lugar es un poco solitario y oscuro y no hay ninguna AC, pero dormimos muy bien y contentos de por fin encontrar algo.

Peaje:88,40€
Área AC Casaleggio Boiro

Día 3: Casaleggio Boiro - Cividale del Friuli
03/08/15
Nos despertamos tarde, pues nos fuimos a dormir pasada la una; después de desayunar volvemos a la ruta, cruzando Italia. Mientras vamos conduciendo oímos un golpe dentro de la AC y al mirar hacia atrás veo todo de espuma blanca saliendo del armario de debajo de la pica: una botella de sidra francesa ha reventado, imaginamos que por el movimiento y el gas de dentro. Después de limpiarlo todo y del pequeño susto, emprendemos la marcha. Como nuestra primera parada en Eslovenia es Cerkno, entraremos al país más arriba de lo que se suele hacer (yendo hacia Udine en Italia) por lo que no cogeremos autopista y no necesitaremos comprar la viñeta, la cual sí adquiriremos a la vuelta, ya que pasaremos por la capital y entonces será más cómodo ir por autopista. A unos 20km de la frontera con Eslovenia paramos a dormir en una área gratuita y con servicios en el pueblo de Cividale de Friuli (es un aparcamiento en la calle, pero dormimos tranquilos). Paseamos por el pueblo para estirar las piernas después de dos días conduciendo; el pueblo es bonito y aprovechamos para cenar en una pizzería de la plaza.
Cividale del Friuli

Peaje:37,90€

Día 4: Cividale del Friuli - Rovinj (Croacia)
04/08/15
De nuevo en la carretera vamos dejando atrás algunos pueblos italianos adentrándonos más en valles de montaña, hasta llegar a Eslovenia donde empezamos a atravesar zonas más montañosas, un paisaje muy bonito y muy verde. 
Llegamos a Eslovenia

Llegamos a Cerkno y cruzamos el pueblo hasta llegar al hospital partisano de Franja (Partizanska bolnica Franja), un escondido y clandestino hospital de la 2ª Guerra Mundial, situado dentro de las gargantas de un río. La visita al hospital es muy interesante, para llegar se debe seguir el camino que hacían los guardas para transportar los heridos a través de la garganta hasta llegar a los barracones (reconstruidos ya que hace pocos años, por un temporal, el río se llevo gran parte de los barracones de madera). 
Partizanska bolnica Franja

Seguimos la carretera pasando por Idrija y paramos a comer en una pequeña área de descanso al lado de la carretera. Continuamos hasta llegar a Predjama para visitar el impresionante castillo construido aprovechando unas cuevas, parece que está suspendido en la pared rocosa. Decidimos no entrar en el castillo ya que en un reportaje ya lo habíamos visto y consideramos que no valía mucho la pena (entrar cuesta unos 11€ por adulto, si además se quieren visitar las famosas cuevas Postojna se puede sacar una entrada para todo por 35€ persona, nosotros hemos visitado ya varias cuevas y como el precio nos parece excesivo, tampoco las visitamos; por si interesa en las cuevas hay una área de AC por unos 20€).
castillo Predjama

Ponemos rumbo hacia nuestro primer destino en Croacia, Pórec, y con un poco de tráfico lento cruzamos la frontera. 
Llegamos a Croacia

Una vez en Pórec nos dirigimos a la área que teníamos marcada, pero está cerrada. Justo al lado hay un enorme aparcamiento pero en la entrada hay un cartel que nos prohíbe aparcar. Como es tarde y necesitamos encontrar un lugar donde dormir, seguimos hasta Rovinj. Allí pasaremos la noche en un aparcamiento dónde sí podemos pernoctar, es de pago desde las 6h de la mañana hasta las 23h, como son casi las 22h no sacamos el tique, pero cuando nos disponemos a hacerlo antes de ir a dormir nos encontramos con que la máquina no nos acepta la tarjeta y aún no hemos cambiado moneda. Así pues nos acercamos al centro, al cual se llega en 5 minutos andando, sacamos un poco de dinero del banco (ya que la comisión es alta, por 40€ nos cobran 4€) y aprovechamos para tomar un cocktail. De vuelta a la AC sacamos el tique y a dormir.

Entrada Hospital: 8€ (1 de adulto 5€ y 1 de estudiante 3€)
Peaje (tramo en Croacia):4,54€
Aparcamiento Rovinj 5 horas: 16,23€

Día 5: Rovinj – Malinska (isla Krk)
05/08/15
Visitamos Rovinj, un bonito pueblo con calles estrechas y muy bonitas las vistas desde el puerto. Antes de volver a la AC buscamos un banco para cambiar euros por kunas, pero los que encontramos están cerrados, por lo que vamos a una casa de cambio (en las distintas que vemos el cambio es distinto, así que entramos en la que nos es más favorable).
Vista de Rovinj desde el puerto

Calle de Rovinj

Seguimos hacia Pula y aparcamos muy cerca del anfiteatro, en la zona del puerto. Paseamos alrededor del anfiteatro, sin pagar la entrada ya que desde fuera se ve todo por dentro. Seguimos el paseo por las bonitas calles estrechas y finalmente volvemos a la AC. 
Amfiteatro de Pula

Hace mucha calor y decidimos buscar una playa donde refrescarnos, vamos hacia Premantura para pasear y bañarnos por la península, pero una vez llegamos al pueblo ya no nos podemos adentrar en ella (hay un camino para bicicletas que da la vuelta a toda la península); como el pueblo está muy lleno de coches, desistimos y al volver por la carretera paramos en un espacio donde hay algún otro coche, entre la carretera y el agua. Comemos en la sombra con el mar delante y después nos bañamos en el agua tan cristalina. Bien fresquitos seguimos la ruta hacia la isla de Krk, con una bonita vista sobre la bahía Baska; cruzamos el puente que une la isla con tierra firme, impresiona ver como el puente parece que se meta en la montaña árida que se eleva sobre el mar. Llegamos a Malinska al Mini Camp Draga y justo queda una plaza (es un lugar pequeño pero bien ubicado, no muy caro, tranquilo y con lavabos y duchas muy nuevos y limpios).

Aparcamiento Pula 3h: 1,20€
Peaje:14,57€
Puente Krk: 6,10€

Día 6: Malinska – Krk – Malinska
06/08/15
Hoy toca día de playa en la isla, primero vamos a la playa Draga, a 2 minutos andando del mini camp, una playa muy pequeñita pero con muchas entradas desde lo que serían muelles (con escaleras), el agua es muy cristalina y pasamos un buen rato de la mañana. 
Playa Draga, Malinska

Volvemos a la AC y preguntamos a la dueña del mini camp si nos guardaría la plaza para dormir hoy también, pero nos comenta que ha hecho reservas y luego la gente no se presenta, pero si le pagamos ahora las dos noches nos la guarda, por lo que pagamos, visto como está todo de lleno así nos aseguramos la pernocta. Nos dirigimos hacia Krk, donde nos cuesta un poco encontrar sitio, finalmente dejamos la AC en un aparcamiento donde hay otra aunque ponga que está prohibido aparcar autocaravanas, de todos modos el chico que revisa los tiques está allí y no nos dice nada. Así pues sacamos el tique y nos vamos a visitar este bonito pueblo con una playa de aguas limpias que parece que nos llame a refrescarnos, lástima que nos hemos dejado los bañadores en la AC y tenemos una buena subida para ir a recogerlos. 
Vista del pueblo Krk

Volvemos a la AC y decidimos ir en busca de alguna playa y comer. Primero paramos en supermercado a comprar algunas cosas y empezamos nuestra búsqueda. Nos dirigimos hacia Punat, donde la carretera sigue hasta Stara Baska con unas playas muy bonitas, pero es imposible aparcar; en esta carretera hay una cala preciosa con aguas turquesas, pero los coches aparcan en la carretera y no hay ni un solo hueco. 
Playa antes de llegar a Stara Baska

Retrocedemos un poco pero en Punat tampoco encontramos sitio para dejar la AC, miramos para ir hasta Baska beach, pero finalmente, viendo la hora que es, sin comer y con ganas de bañarnos, decidimos volver al mini camp y pasar lo que nos queda de tarde en la playa de allí. Después de la ducha nos vamos andando al centro de Malinska, muy lleno de gente y de tiendecitas de souvenirs, y cenamos en la konoba Intrada (konoba son como tabernas y son más económicas que un restaurante normal, aunque el precio igualmente no nos parece muy económico). Volvemos dando un paseo y en la playa Draka paramos a tomar algo. De momento vamos viendo que los precios de los restaurantes, bares y supermercados son muy similares a Catalunya, aunque los helados son baratos y muy ricos.

Mini camp Draga 2 noches: 35€
Aparcamiento Krk 3h: 1,35€

Día 7: Malinska - Pirovac
07/08/15
Volvemos a cruzar el puente para salir de la isla Krk (al salir no cobran) y ponemos rumbo a Zadar. Por la carretera que va bordeando la costa vamos viendo unas calas muy bonitas y empezamos a buscar espacio para dejar la AC. Al lado de la carretera encontramos un espacio donde hay aparcados otros coches y más allá otro espacio donde hay alguna AC, aparcamos, comemos y bajamos por un caminito que nos lleva a una pequeña cala con el agua muy transparente pero bastante fría. Pasamos un buen rato refrescándonos y buceando.
Pequeña cala donde pasamos un buen rato

Seguimos el camino hasta llegar a Zadar y antes cruzamos el puente de Maslenica, donde hubo varios enfrentamientos entre serbios y croatas y se puede ver justo al lado del puente nuevo una caseta destruida; una vez en Zadar vemos varios edificios con agujeros y marcas, en algunos las han emparchado, impacta ver estos edificios, muchos de los cuales no son muy viejos, y pensar en lo que se llegó a sufrir aquí. Vemos un aparcamiento muy grande justo al lado de la muralla, entramos, pagamos el tique y vamos a dar un paseo. Zadar es un lugar con encanto, mientras comemos un delicioso helado recorremos las calles y llegamos a la plaza donde se encuentra la iglesia de estilo románico y restos romanos; salimos al paseo marítimo y llegamos al órgano de mar, donde nos sentamos para ver la puesta de sol escuchando el bonito sonido que emite este órgano con las olas. Una vez se ha puesto el sol, nos acercamos al conocido "saludo al sol" que ya se empieza a iluminar. 
Marcas de la guerra, Zadar
Zadar
Saludo al Sol, Zadar

Volvemos a la autocaravana y buscamos un lugar para dormir; vamos siguiendo la carretera, la cual es muy oscura y a veces cuesta ver los carteles anunciando los autokamps, finalmente paramos en el autokamp Kalebic, antes de llegar a Pirovac. Al entrar le pedimos al chico que nos indique dónde vaciar las aguas y llenar y nos sorprende cuando nos acompaña a una parcela y nos hace vaciar directamente en el suelo, cosa que más adelante, en algún otro autokamp, también nos encontramos. Después de vaciar y llenar, el chico nos acompaña a una parcela, cenamos y a dormir.

Aparcamiento Zadar 3 horas: 0.80€
Autokamp Kalebi: 22,50€

Día 8: Pirovac - Omis
08/08/15
Nada más despertarnos nos damos un baño en la playa que tiene el autokamp y nos refrescamos de la calor que ya hace de buena mañana. De día vemos que el autokamp está bastante bien y en un lugar bonito. 
Autokamp Kalebic

Ponemos rumbo a nuestra siguiente parada, Sibénik, aunque después de un buen rato buscando sitio para aparcar la AC, desistimos y seguimos hacia Trogir. Llegando a este pueblo las vistas son muy bonitas, pero una vez abajo nos encontramos un tráfico muy lento. Poco antes de llegar al puente de entrada al centro histórico de Trogir, situado en un islote, vemos una señal para aparcar AC al lado de un restaurante y allí la dejamos (el aparcamiento que hay al lado del puente es bastante más caro). Empezamos nuestro paseo por este pueblo que nos encanta, sus calles estrechas, sus casas, sus ventanas, todo es muy bonito y te lleva a unos tiempos remotos. Comemos en el restaurante Meric, aunque en lugar de sentarnos en la terraza delante del paseo nos sentamos en el callejón del restaurante ya que hay mucha más sombra y corre el aire; probamos el prsut, el jamón dálmata, y constatamos que el serrano está más bueno. Seguimos nuestro paseo descubriendo callejuelas y rincones de Trogir y finalmente volvemos hacia la AC.
calllejuela en Trogir

plaza de Trogir

detalle fachada en Trogir

Conducimos hasta Split, pero viendo la hora que es, el atasco que hay para acercarse al centro y la dificultad para encontrar sitio, decidimos buscar un lugar para dormir cerca y visitar Split al día siguiente. El camping más cercano es el Strobec pero está lleno y nos aconsejan que vayamos al camping Galeb, en Omis, a unos 12 km. De camino vemos algún autokamp, pero muy pequeño y lleno; cuando llegamos al camping en recepción nos dicen que sólo quedan dos parcelas pero que en la zona de acampada libre podemos ponernos donde queramos y además es más barato, como no necesitamos luz allí vamos y encontramos un buen lugar. 
Camping Galeb

Nos damos un bañito en la playa del camping y vemos la llegada de los famosos piratas Uskoki. Después de cenar vemos los fuegos artificiales y un espectáculo de fuego; por lo menos, ya que el camping es caro, podemos disfrutar de su animación.

Peaje: 2,40€
Aparcamiento Trogir 3 horas: 8€
Camping Galeb: 36€

Día 9: Omis – Krvavica
09/08/15
Después de desayunar, llenar el depósito de agua de la AC y una buena cola para pagar el camping, retrocedemos hacia Split con la esperanza de encontrar sitio para aparcar relativamente rápido. En un principio nos habíamos planteado ir en autobús, hay una línea que pasa por delante del camping y lleva a la ciudad, pero como después queremos visitar las ruinas de Salona y el fuerte de Klis, vamos con la AC. Llegamos a Split y buscando sitio nos metemos por alguna calle un poco estrecha, un chico que acaba de aparcar nos dice que como es domingo la zona azul no se paga. Después de dar algunas vueltas dejamos la AC en un aparcamiento al lado de un centro comercial en la calle Slobode  y en menos de 10 minutos estamos ya en el centro de Split. Al llegar compramos moras en el mercado y entramos en el palacio Diocesano, ¡espectacular! Al llegar, hay unos chicos vestidos de romanos haciendo algún tipo de espectáculo y luego se ubican en diferentes puntos para que te hagas una foto con ellos, cobrando claro está (esto ya lo habíamos visto en otras ciudades, como en Roma). Paseamos por las calles de Split y compramos calzones para comer sentados en la sombra. Seguimos el paseo y finalmente volvemos hacia la AC, con una calor impresionante; Split es una ciudad preciosa. 
Mercado en las murallas de Split
Palacio Diocleciano y campanario de Split
Palacio Dioclaciano ,Split

Llegamos a las ruinas de Salona y están abiertas sin nadie en la entrada, así que entramos gratis (en el suelo vemos una entrada rota que marca 15 kn, así que suponemos que por ser domingo es gratis). El recinto es muy grande y el sol abrasa, y solo vemos alguna parte de las ruinas de lo que fue la antigua ciudad antes de que Diocleciano hiciera construir el palacio en lo que es ahora Split. 
Ruina de Salona

Seguimos hasta el fuerte de Klis, enclavado en la montaña y con vistas a Split y al mar; este lugar ha sido escenario de la famosa serie Game of trhones, representando la ciudad de Meereen.
Fuerte de Klis
Fuerte de Klis como ciudad de Meereen

Seguimos nuestro camino hacia Makarska, con la intención de coger el ferry que nos lleve a la isla de Brac, pero cuando llegamos a las 17:00h para coger el ferry de las 18:00h, un chico nos informa que ya hay muchos vehículos y no entraremos pero podemos coger el de las nueve. Como no nos apetece llegar sobre las diez a la isla y buscar tan tarde un sitio donde dormir, preferimos coger el ferry al día siguiente. Un apunte sobre el chico que nos informa, es uno de esos que van vestidos de blanco y que parece que dirigen el tráfico, aunque los que hemos visto lo hacen con muy poca sangre o directamente están sentados, todos muy jovencitos; parece un empleo de verano para estudiantes. Retrocedemos un poco hasta Krvavica donde hay una señal que indica un autokamp, bajamos serpenteando una carreterilla hasta casi la playa y allí está, todo lleno, pero los dueños nos buscan un espacio para poder pasar la noche y nos acomodamos bastante bien. Pasamos el resto de tarde en la playa, abarrotada de gente y con un edificio abandonado en primera línea de mar (durante el régimen de Tito fue como un hospital-casa de retiro para niños con enfermedades respiratorias, aunque era sólo para hijos de militares o dirigentes). Volvemos al autokamp y avisamos que cenaremos en su pequeño restaurante donde puedes escoger entre pescado o hamburguesa que hacen a la barbacoa. Después de la ducha cenamos muy bien, en cantidad y económico (20€ con bebidas y cafés, nos ponen dos caballas a cada uno acompañado de una ensalada de patata), el autokamp está bastante bien, un lugar muy tranquilo.
Playa Krvavica

Cenando caballas en el autokamp Krvavica

Entradas fuerte de Klis (dos adultos): 10,60€
Peaje Klis – Makarska: 4,40€
Peaje túnel Makarska: 4€
Autokamp Krvavica: 20€

Día 10: Krvavica – Brac
10/08/15
Nos despertamos bien pronto para coger el ferry de las 8:00h, pagamos el autokamp y llegamos a las 7:00h a la cola del ferry que ya está casi llena; compramos los billetes y embarcamos hacia la isla de Brac, el trayecto dura 1 hora. Llegamos al puerto de Sumartin y seguimos hasta Brac, donde se encuentra la famosa playa de Zlatni Rat (cuerno de oro) y hay varios autokamps; nosotros escogemos el No.1 situado justo al lado del aparcamiento para la playa (el autokamp tiene unas instalaciones pésimas y el chico que nos atiende es poco agradable, pero queremos pasar un día de playa y nos va perfecto su ubicación). Cogemos las gafas de bucear y pasamos la mañana en la zona de playa delante del camping, supuestamente nudista aunque hay de todo; nosotros nos instalamos en un pequeño espacio que vemos entre las rocas, un lugar perfecto, tranquilísimo, el agua muy cristalina, para nosotros la mejor playa de todo el viaje.
Bucenado en las aguas cristalinas

Playa cercana a Zlatni Rat (a la derecha del cuerno)

Volvemos a la autocaravana para comer y descansar un rato y después vamos a la famosa playa Zlatni Rat, llena de gente, con los chiringuitos y la música, parece mentira que en tan poca distancia haya un playa tan abarrotada y una zona totalmente tranquila y bastante solitaria. Vamos hasta la punta del cuerno y allí, aunque hay mucha gente, se está bastante tranquilo y la playa está muy bien y además curiosa por su forma y su agua transparente. 
Zlatni Rat

Pasamos un rato, pero después volvemos otra vez hacia la zona donde hemos estado por la mañana. Después de un día de playa y de relax total, ducha y cena, nos vamos dando un paseo hasta el pueblo de Brac, bastante animado, y allí nos tomamos unos batidos.

Ferry Makarska – Sumartin (AC de más de 7m y dos adultos): 68,50€
Autokamp No.1: 23,85€

Día 11: Brać – Orebić (Pelješac)
11/08/15
Nos despertamos pronto para poder coger el ferry que sale a las 9:30h; al llegar dejamos la AC en la cola, compramos los tiques y unas pastas para desayunar que nos comemos con cafés en el barco (un croissant de masa un poco compacta y un donut que parece un chucho de churrería). 
Esperando en la cola del ferry, Sumartin

Vistas de la costa croata, desde el ferry de vuelta a Makarska

Otra vez en tierra seguimos la carretera dirección la península de Pelješac, aprovechando que se cruza un trozo de costa de Bosnia y Herzegovina, llenamos el depósito ya que el gasoil es más barato que en Croacia. Llegando a Ston paramos a comprar algo de comida en un supermercado y vemos desde la AC la increíble muralla de Ston, la más larga de Europa. 
Muralla de Ston

Un poco más adelante paramos al lado de la carretera y nos hacemos algo de comer y seguimos nuestra ruta, pasando por toda una zona quemada bastante amplia, además se ve reciente, una pena. Llegamos a Orebić, vemos varios autocamps y entramos en el Trstenica, justo delante de la playa; después de vaciar y llenar la AC e instalarnos, pasamos la tarde relajadamente en la playa.

Ferry Sumartin – Makarska: 68,50€
Autokamp Trstenica: 26,50€

Día 12: Orebić – Kupari
12/08/15
A las 9:15h sale el ferry hacia Korčula, así que dejamos la AC en el autokamp y en unos 15 minutos estamos en el puerto (para coger el ferry sin vehículo es con otra compañía diferente a Jadrolinja, se coge un poco más adelante de esta y se paga el tique en el mismo barco). Subimos al pequeño barco y en unos 15 minutos ya estamos en el bonito pueblo de Korčula, damos un paseo por las estrechas calles y a las 11h ya volvemos a coger el ferry de vuelta, despidiéndonos de este bonito pueblo y de sus vistas desde el mar. 
Por las calles de Korcula
Korcula
Korcula desde el ferry

Volvemos hacia el autokamp, cogemos la AC y empezamos a retroceder por la península. Paramos en una playa turquesa que vimos el día anterior desde la carretera; está situada justo en la zona quemada al lado del pueblo Trstenik. De la carretera que lleva al pueblo, donde vemos incluso algún coche y alguna furgoneta calcinados, sale un caminito de tierra hacia el aparcamiento de la playa, vemos una furgo y entramos, pero justo antes de la zona para aparcar, el camino se vuelve en mal estado y nos cuesta aparcar. Cuando lo conseguimos nos damos el baño merecido en esta cala que con su entorno de bosque debía ser preciosa, lástima que ahora esté todo quemado. 
Playa cercana a Trstenik, península de Peljesac

Comemos en el chiringuito que hay en la playa, aunque al pedir mejillones aparecen muchas avispas, muy presentes en todo el viaje, que nos dan un poco la comida; a parte de eso, todo está bueno y a buen precio; preguntamos a la camarera por el incendio y nos explica que hace sólo tres semanas que pasó. Pasamos un rato más en esta playa, y cuando nos decidimos a salir con nuestra AC, en el camino hay tanto polvo, ceniza, es estrecho y el terreno en mal estado, que las ruedas patinan y nos cuesta bastante salir, y para colmo no vemos una ramita de un árbol quemado casi a ras de suelo a la que le damos y se nos descuelga la luz de galibo trasera inferior. Con un poco de nervios acumulados volvemos a la carretera, fijándonos que un poco más adelante hay un edificio con espacio para aparcar y quizás podríamos haberla dejado allí y evitarnos el percance. Seguimos la carretera hacia Dubrovnik y cuando pasamos por encima ya nos quedamos maravillados con la vista de la ciudad toda amurallada. Llegamos a Kupari y nos instalamos en el camping, que, aunque tiene unas instalaciones muy viejas (los baños de los años 70-80 e incluso el restaurante que está cerrado), las parcelas están muy bien y con mucha sombra, cosa que se agradece con la calor que hace.
Camping Kupari

Ferry Korčula – Oberić (ida y vuelta): 8€

Día 13: Kupari – Dubrovnik – Kupari
13/08/15
Hoy toca la tan esperada visita a Dubrovnik, así que cogemos el autobús que para casi enfrente del camping y nos deja en la parte alta de la ciudad. Descendemos hasta la puerta de Pile donde de golpe aparece la multitud de gente y los puestecitos de rutas turísticas, entre ellas las temáticas de Game of thrones, ya que esta ciudad es el escenario para la ficticia capital de los Siete Reinos, Kinslanding (en internet se pueden encontrar la mayoría de puntos donde se han grabado escenas, sin necesidad de pagar el tour). Atravesamos la muralla y nos encontramos con una entrada preciosa y donde se puede observar un mapa del ataque que recibió la ciudad en diciembre de 1991 por parte del ejército serbio, prácticamente todos los daños en los edificios han sido restaurados, aunque en varios edificios y en el suelo se pueden observar marcas, incluso hay alguna zona con casas casi derruidas. Al cruzar la puerta de Pile, cuando nos encontramos con la calle principal Placa y la fuente Onofre delante, quedamos maravillados con la ciudad, además parece que hayamos retrocedido en el tiempo. Empezamos a dar un paseo, admirando todos los edificios, paseando por las estrechas calles y descubriendo rincones.
Entrada por la puerta de Pile, Dubrovnik

Calle Placa, Dubrovnik

Final de la calle Placa, con el palacio Sponza

Paramos a comer unas pizzas en el restaurante Tezoro, muy buenas y a buen precio. Al salir vemos que el cielo está un poco nublado y tapa el sol, así que aprovechamos para recorrer la muralla, desde la cual se tienen unas vistas muy bonitas de la ciudad. Durante nuestra visita, como no, vamos también viendo puntos del rodaje de la serie, como el camino del arrepentimiento de la reina Cersei, la entrada al supuesto castillo, la torre Minceta supuesta Casa de los Eternos en la que Daenerys rescata a sus dragones, el muelle donde Sansa observa los barcos con Shae, la fortaleza Lovrenjac...


Fuente Onofre y calle Placa vista desde la muralla
Calle Placa vista desde la muralla

Fuerte Lovrenjac visto desde la muralla

Fortaleza Revelin, vista desde la muralla

Vistas desde la muralla

Vistas de Dubrovnik desde el fuerte Lovrenjac

Después de pasar un magnífico día, emprendemos la subida para coger el bus de vuelta, apenados por dejar atrás esta ciudad. Cuando llegamos al camping, vamos a la playa a refrescarnos un poco, y aunque ya vamos preparados para lo que nos encontraremos, nos quedamos sin palabras cuando vemos con nuestros propios ojos toda una zona hotelera destruida por la guerra y abandonada. Lo que antiguamente fue un complejo hotelero de lujo para militares y dirigentes del gobierno de Tito en la antigua Yugoslavia, que fue abierto a finales de los 80 para todo el público, ahora es un lugar totalmente destrozado por la guerra, impacta ver de lo que es capaz de hacer el ser humano. Y lo que más nos sorprende es ver que la playa está abarrotada de gente, choca ver una playa tan animada con un fondo tan triste y frío. De vuelta en la AC nos fijamos más y vemos que las casas de camino a la playa tienen las paredes todas marcadas y que incluso dentro del camping hay impactos en el suelo. Con el wifi del camping miramos bien para ir a Mljet, una isla cercana, descartamos ir con AC por el precio, miramos la posibilidad de alquilar una moto, pero entre el precio del ferry, de la moto, el bus para llegar al puerto y el horario del ferry, finalmente decidimos no visitar la isla, otra vez será.

Bus Kupari – Dubrovnik (ida y vuelta): 9,60€
Muralla Dubrovnik 2 adultos: 26,50€
Camping Kupari 2 noches: 43€

Día 14: Kupari – Stolac
14/08/15
Como hasta las 14h podemos estar en el camping, nos acercamos otra vez a la playa, y como el día anterior vimos que la gente entraba en los hoteles, decidimos explorar y, aunque es impresionante porque puedes ver incluso las habitaciones, algunas con impactos directos, también te deja con una mala sensación y mucha tristeza; según leímos en internet, hay una empresa que parece que quiere restaurar los hoteles, aunque alguno habría que demolerlo ya que está muy dañado. 















Para quitarnos un poco el mal sabor, nos damos un baño y nos tomamos unos batidos en el chiringuito, aunque la triste vista a los hoteles sigue estando ahí. Antes de dejar el camping comemos, y salimos hacia nuestro siguiente destino: Bosnia y Herzegovina. Entramos por la frontera de Ivanica, desde donde hay unas vistas de toda la costa, incluso podemos ver el camping donde hemos estado. Después de unos minutos esperando en la aduana, nos toca nuestro turno, nos piden la carta verde del seguro del vehículo y los pasaportes, nos ponen el sello y para dentro. 
Llegamos a Bosnia y Herzegovina

Entramos en este país muy ilusionados, ya que teníamos muchas ganas de visitarlo. Llegamos hasta Trebinje, un pequeño pueblo en el cual nos es muy fácil aparcar, sin aglomeraciones de turistas como nos hemos ido encontrando hasta ahora. Vamos a un banco a cambiar moneda y damos un paseo por el pequeño pueblo, y ya nos vamos fijando que los precios son bastante económicos, ¡nos compramos una buena merienda en una panadería por 1,50€ los dos! 
Trebinje

Subimos hasta un monte a las afueras del pueblo, donde se encuentra la iglesia-monasterio Hercegovacka Gracanica, un edificio muy bonito y curioso de ver, además de gozar de unas buenas vistas. 
Hercegovacka Gracanica, Trebinje

Vistas del puente otomano de Trebinje, desde Hercegovacka Gracanica

Seguimos avanzando por la carretera hasta llegar a Stolac, justo en el momento en que las mezquitas llaman a los fieles a rezar, fijándonos en la diversidad de gente y religiones: una mezquita al lado de una iglesia católica y más lejos una iglesia ortodoxa. Vemos una señal que indica un autokamp y la seguimos, llegando a un pequeño camping muy nuevo, al lado del río y con un dueño muy agradable; mientras me ducho en los baños nuevos y limpios, el dueño invita a Javi a un café y empiezan a hablar los dos con su poco inglés y acaban hablando con un traductor croata-catalán a través del móvil del dueño. Al salir de la ducha también me ofrece si quiero tomar algo; seguimos la charla y aprovechamos para preguntarle si en este país está permitido pernoctar fuera de áreas y nos dice que en principio sí, aunque hay algunos pueblos o ciudades que puede que no, pero que no hay ninguna ley que lo prohíba. Entonces empieza a hablarnos de la corrupción, explicándonos que aún hay mucha, por ejemplo entre la policía; también nos comenta que la gente normal, es decir ni policía, ni políticos, ni incluso médicos y profesores, son muy buena gente, y tiene razón, ya que toda la gente con la que nos hemos ido encontrando ha sido muy amable y mucho más agradable que en Croacia. Pasamos la noche muy tranquilos, junto con una furgo y la caravana donde duermen los dueños.

Autokamp Heaven in nature: 15€

Día 15: Stolac – Mostar
15/08/15
Desayunamos en las mesas del autokamp y después de vaciar y llenar la AC nos despedimos del dueño, preguntándole al pagar por el precio del café (ya que no sabíamos si nos había invitado o no) y nos dice que ni hablar, que nos había invitado él. Si pasáis por la zona, recomendamos hacer noche en este autokamp. Llegamos a Pocitelj, un pueblo muy bonito y muy pequeño, digno de visitar. Allí, subiendo por una escalera empedrada, nos llevamos un buen susto, Javi va delante y al girar se encuentra con una serpiente reposando en el sol, en medio del escalón; por suerte la serpiente se asusta y se mete entre los matojos, y la seguimos con la vista hasta que se aleja un poco para seguir nuestro camino, ¡ahora mirando hacia todos los lados! Al volver a la AC compramos higos y tomates bien grandes en una de las paradas que hay en el aparcamiento.
Pocitelj

Llegamos a las cataratas Kravice, comemos en el aparcamiento, nos ponemos el bañador y nos dirigimos a las cataratas, para pasar hay un puestecito donde te cobran la entrada y el coche. Se baja por un caminito y enseguida tenemos delante unas bonitas cascadas, en invierno, según hemos visto en fotos, cae agua casi que por toda la pared. El agua está fresquita, pero con la calor que hace el baño entra muy bien. Pasamos un buen rato yendo de una cascada a otra, pasando por debajo de alguna y metiéndonos detrás, un lugar encantador y sin mucho bullicio de gente. 




Después de tomarnos algo en uno de los bares-restaurantes que hay, volvemos a la AC y seguimos hasta Mostar, donde vamos directamente al aparcamiento Campanile, justo detrás de la iglesia de hormigón con el campanario más alto de toda la ciudad; aquí se puede pernoctar. Nos instalamos junto a otras autocaravanas, duchita y paseo por Mostar; estamos justo al lado del centro. 
Edificio dañado por la guerra junto al aparcamiento, Mostar

Bar del aparcamiento, Mostar

Al entrar en el centro histórico nos encontramos con calles estrechas, aire medieval y otomano, tiendas de souvenirs artesanales, todo con mucho encanto, aunque también marcado por la guerra de la independencia de los balcanes, por todas partes se ven casas con las paredes marcadas por la metralla incluso impactos directos, edificios destruidos y abandonados... Llegamos al puente otomano, reconstruido después de que en la guerra se derribara, dejando a un lado la población musulmana a la que tanto atacaron y separando lo que había sido un lugar de convivencia entre diferentes religiones. Al llegar al puente vemos que acaban de hacer un campeonato de Redbull de saltos, lástima que hemos llegado tarde porque debe ser impresionante verlo, con tanta altura ya que no saltaban desde el puente, sino desde una torre quae habín montado encima de este. Entramos en la exposición de fotografías de la guerra que se encuentra en la torre del puente; la exposición está muy bien, fotos impactantes y más leyendo la experiencia del fotógrafo, aunque por el precio que tiene nos sabe a muy poco. Seguimos paseando por el otro lado del puente, precioso también, y empezamos a buscar un lugar para cenar, entrando en el restaurante Sadrvan donde los camareros llevan traje tradicionales. Pedimos algunos platos típicos como los ustipci (unos panecillos fritos), un plato de quesos bosnios, todo muy rico, en abundancia y muy económico. 

Ustipci y quesos bosnios
Cenados y con la barriga bien llena, seguimos paseando con las calles aún muy animadas, paramos en el bar Oskar, justo en la entrada del centro histórico viniendo del aparcamiento donde hemos dejado la AC; allí, sentados cómodamente en una especie de haima con música en directo versionando canciones comerciales y conocidas mundialmente, nos tomamos unos cócteles muy baratos, a mitad de precio comparado a lo que estamos acostumbrados.

Entradas cataratas Kravice (2 adultos y vehículo): 5,10€
Entradas exposición fotográfica Mostar (2 adultos): 6€
Aparcamiento Campanile Mostar 24 horas: 10€

Día 16: Mostar – Blagaj
16/08/2015
Durante la noche ha cambiado el tiempo radicalmente, nos fuimos a dormir con una calor sofocante y hemos amanecido con el ambiente refrescado y lloviendo. Después de desayunar llueve bastante fuerte, por lo que esperamos que pare un poco para terminar nuestra visita en Mostar. Vamos a la mezquita Kozki Mehmet Pasha, pagamos la entrada solo para la mezquita (si quieres subir al minarete, la entrada es más cara), es bonita aunque pequeña. Detrás de la mezquita hay unas vistas muy bonitas al puente.
Calle Onescukova, Mostar

Mostar desde el puente
Mezquita Kozki Mehmet Pasha

Vistas de Mostar desde detrás de la mezquita
El famoso puente de Mostar

Nuestra visita sigue hacia la casa Kajtaz, casa otomana tradicional que conserva sus muebles y decoración original. Yendo hacia esta casa pasamos por la zona de Bulevar, con edificios totalmente destruidos por la guerra. La casa Kajtaz es muy bonita y el dueño, nacido aquí, nos hace una visita guiada, junto con otra pareja; es muy interesante ya que nos explica todo desde su propia experiencia, sus recuerdos de la infancia y todo lo que su padre y abuela le habían explicado; es muy curioso escuchar que cuando era pequeño, en una parte de la casa vivía su familia y en otra la familia de su padre, es decir, la otra mujer de su padre y los hijos. Originalmente la casa era más grande, pero vendieron la parte donde residían los hombres y los compradores la derrumbaron para construir otra casa. 
"Ducha" de la casa Kajtaz

Uno de los libros antiguos que exponen en la casa

Trajes tradicionales

Cocina - comedor

Casa Kajtaz

Terminada la visita nos sentamos en el porche y pedimos degustar el zumo de rosas, pero nos dice que estos meses vienen muchos turistas de viaje contratado o excursión contratada y que el zumo ya no lo hacen con rosas naturales porque no le quedan, sino con esencia, y nos dice claramente que no vale nada, eso sí, nos saca la esencia para que podamos olerla. Entonces nos pregunta de donde somos y empezamos a hablar, explicándonos que él vivía en Suecia y al separarse de su mujer, aunque él no sigue la religión musulmana, tuvo bastantes problemas y volvió a Mostar, casándose luego con una croata; incluso nos habla de la guerra, nos cuenta que él vivía en Suecia entonces pero su hermano estaba en la casa y por suerte tenía un amigo croata que lo pudo sacar antes de los ataques. Finalmente, hablando de nuestro viaje, nos recomienda que visitemos la Tekija de Blagaj, una casa-monasterio otomana, y también nos dice, a nuestro pesar, que el tiempo no mejorará mucho en unos días. Después de pasear aprovechando que llueve poco, volvemos a la AC, tomamos un te en el bar del aparcamiento, pagamos la noche y nos vamos hacia Blagaj. Empieza a llover más fuerte, una tormenta, nos metemos en el autokamp Blagaj y pasamos el resto de tarde limpiando, viendo alguna película y cuando para salimos y vemos que el autokamp da justo al río, con una zona con mesas muy bonita y agradable, lástima del tiempo.

Entradas mezquita Kozki Mehmet Pasha (2 adultos solo mezquita): 5,10€
Voluntad visita casa Kajtaz: 5,10€
Autokamp Blagaj: 20,50€

Día 17: Blagaj – Sarajevo
17/08/2015
Después de una noche bastante lluviosa, amanece el día un poco más despejado. Deayunamos y nos dirigimos hacia la tekija de Blagaj, una casa-monasterio musulmana situada en un bonito entorno: debajo de una pared rocosa y junto a una cueva de la cual nace un río. Antes de llegar vemos un aparcamiento y nos indican que aparquemos, nos cobran y seguimos andando por la carretera hasta llegar a la tekija, donde hay varios restaurantes con fama de cocinar buenas truchas y muchas paradas de souvenirs; parece un lugar bastante turístico pero aún así tranquilo. Para entrar a lo que es la casa, ponen un pañuelo a las mujeres, además de tapar las piernas si llevas pantalón corto, tanto en las mujeres como en los hombres. La casa es muy bonita y tiene muebles, decoración y libros originales, los techos de madera tallada son preciosos. 
Salón tekija Blagaj

Tekija Blagaj

Al salir, dentro del mismo recinto, nos tomamos un té con el típico dulce rahatlokum (como una especie de gelatina de nueces espolvoreada con azúcar o coco). Para ver la tekija desde el otro lado del río, cruzamos un puente y seguimos un camino que pasa por detrás de un restaurante, es muy bonita la vista desde aquí. 
Tomando te en la Tekija


Tekija Blagaj

Volvemos a la AC y en una de las paradas compramos miel y mermelada de cereza. Nuestro siguiente destino, uno muy esperado de nuestro viaje, es la capital del país, Sarajevo. La carretera hacia allí cruza una zona rodeada por montañas altas y verdes y ríos, y pasamos por la zona de Jablanica donde la carretera está repleta de restaurantes con cordero asado directo al fuego, lástima que ya es tarde y ya habíamos comido; el último tramo lo hacemos por la única autopista del país que aún no está toda terminada. Al llegar a Sarajevo vamos primero donde se encuentra el estadio Kosevo, que nos recuerda las Olímpiadas de Invierno del 84, junto a él el gran y estremecedor cementerio que se extiende a ambos lados de la carretera, donde se enterraron a muchas víctimas de la guerra; hace algunos años se hicieron tareas para recuperar y reconocer los cuerpos. Seguimos hacia el túnel que construyeron durante el asedio de Sarajevo, cruzamos una parte de la ciudad y ya vamos quedándonos sin palabras al ver los edificios con muchas marcas de impactos y con trozos de fachada reconstruidos de cualquier manera con tochos. Llegamos al túnel situado en el barrio de Butmir, en Ilidza; es una zona de casas donde vemos muchas con una parte como reconstruida y alguna totalmente destruida. Justo al lado de la casa donde se encuentra el túnel vemos un descampado donde aparcamos, pero el túnel ya está cerrado así que lo visitaremos mañana cuando abran. Nos parece un buen lugar para pernoctar, así que colocamos bien la autocaravana, vamos a un supermercado cercano a comprar alguna cosa y paseamos por este tranquilo barrio; también vemos algún avión que aterriza o despega, ya que el aeropuerto queda justo detrás (el túnel pasa por debajo de este). Pasamos una noche muy tranquila.

Aparcamiento Tekija Blagaj: 2,55€
Visita Tekija Blagaj (2 adultos): 2€
Peaje a Sarajevo: 2,55€

Día 18: Sarajevo
18/08/2015
Nos despertamos, desayunamos y a las 9 y poco salimos de la AC para visitar el túnel; vemos que justo en la casa de delante del túnel ahora hay un cartel indicando que es el aparcamiento para el túnel, de pago lógicamente; así que ya nos ha ido bien aparcar al lado gratuitamente. La visita nos pone los pelos de punta, sobretodo al ver el vídeo sobre la construcción del túnel, cómo pasaban y los ataques; además se puede pasar por el primer tramo, experimentando lo que es pasar por el túnel de 1 metro de ancho y 1,60 m de alto, y aunque ni de lejos puedes llegar a sentir lo que vivió la gente que lo cruzó, impacta mucho. 
Túnel 

Parte superior del túnel

Casa donde se encuentra el túnel

Aunque salimos apagados y tristes, la visita es muy recomendable y en la exposición hay mucha información sobre el asedio de Sarajevo así como del túnel. Cogemos la AC y nos vamos hacia el camping Oaza, situado también en Ilidza, dejamos la AC y en unos 10-15 minutos andando llegamos a la estación de autobuses y tranvías. Compramos los tiques en el quiosco que hay justo al lado de la entrada al tranvía y cogemos el que nos lleva al centro. Al llegar a la plaza donde se encuentra la fuente Sebilj bajamos y nos encanta lo que vemos y el ambiente que hay. 
Sarajevo, nada más bajar del tranvía

Fuente Sebilj

Comemos en un restaurante turco muy senzillo en la misma plaza y probamos los dulces más típicos de este país, baklava, están muy buenos aunque son muy dulces. Paseamos por las calles de Bascarcija, repletas de tiendecitas de artesanía, preciosa la calle Kazandziluk donde se encuentran los artesano caldereros
Baklava, café bosnio y te
Kazandziluk, Sarajevo

Visitamos la antigua biblioteca nacional (ahora City Hall), prácticamente destruida durante la guerra donde se quemaron todos los libros; además de ser un edificio con una arquitectura preciosa, es muy interesante la exposición que hay en la planta de abajo con toda la historia de la ciudad, incluso en la entrada hay una exposición de imágenes de la guerra y de la recuperación de cuerpos del cementerio. 
Placa en la entrada de la antigua biblioteca nacional

Detalle del interior de la biblioteca nacional

Detalle del interior de la biblioteca nacional

 Biblioteca nacional, hoy Ayuntamiento


Tranvía de Sarajevo

Al salir subimos hasta el cementerio Alifakovak, con unas bonitas vistas de parte de la ciudad. Seguimos paseando por las calles del centro, dejándonos llevar por su ambiente otomano y su diversidad cultural; entramos en la mezquita Gazi Husrev-beg, digna de ver, y pasamos por delante de la catedral y de la iglesia ortodoxa, así como también por el punto donde se dice que cambió el mundo, donde asesinaron a Franz Ferdinand y que conllevó a la 1ª GM, y por la llama eterna. 
Vistas desde el cementerio Alifakovak

Fuente mezquita Gazi Husrev-beg

Catedral de Sarajevo

Hombres jugando al ajedrez, plaza de la catedral

Restos de la guerra

Interior mezquita Gazi Husrev-beg

Exterior mezquita

Fuente mezquita

Descansamos un rato en tomando algo en uno de los muchos bares típicos, y después vamos al mercado de frutas y verduras y compramos un trozo de esas sandías enormes y frambuesas. Cogemos el tranvía y volvemos al camping; como en el viaje de ida, cruzando la conocida como "avenida de los francotiradores", no podemos parar de mirar sin palabras la cantidad de edificios dañados por la guerra y como la vida sigue, pensando en la cantidad de gente que murió y sufrió. Mientras cenamos en la AC reflexionamos sobre nuestra visita a la ciudad y, aunque es triste pensar en todo lo que la guerra se ha llevado, nos ha gustado mucho el centro, su ambiente y su gente, una ciudad para repetir.

Visita túnel (1 adulto y 1 estudiante): 7,65€
Camping Oaza: 23€
Tiques tranvía (ida y vuelta, 2 personas): 2,30€
Visita City Hall (1 adulto y 1 estudiante): 4€
Visita mezquita Gazi Husrev-beg (2 personas): 2,05€

Día 19: Sarajevo - Jajce
19/08/2015
Dormimos hasta tarde y después relajadamente seguimos el viaje dirección Visoko, donde se encuentran las enigmáticas pirámides de Bosnia. Efectivamente, cuando llegamos aparcamos al lado del río y de la fábrica de piel tan importante para esta ciudad, y vemos la singular forma de la montaña: una pirámide con vegetación (según los estudios que están haciendo y las excavaciones, es una pirámide del mismo estilo que las egipcias y probablemente construida por las mismas personas). Paseamos por el pueblo que en sí no tiene mucho más de lo ya visto. 
Visoko, con la colina-pirámide al fondo

Seguimos hacia Zenica, desviándonos antes a Kraljeva Sutjeska, un pequeño pueblo en el que hay un gran monasterio para sólo 6 o 8 monjes. Más adelante paramos a comer en un restaurante en la carretera y autopista, restaurante Kameni, comemos muy bien, los típicos cevapi y probamos otro de los postres típicos: tupahija (una manzana con nueces), muy rico todo. 
Cevapi

Pasamos por Travnik, un bonito pueblo en parte emmurallado, pero al final lo vemos de pasada, ¡imposible aparcar! Llegamos a Jajce y dejamos la AC en el aparcamiento cercano a la cascada que se encuentra justo debajo de la entrada a través de la muralla; es un pueblo bonito. 
Jajce

Cascada de Jajce

Después de un paseo y un helado volvemos a la AC y nos dirigimos hacia la zona del lago a buscar algún lugar para pernoctar; dormiremos en el aparcamiento de delante del lago, al lado de un hotel y un restaurante.

Peaje a Visoko: 2,30€
Peaje a Zenica: 1,30€

Día 20: Jajce – Bihać
20/08/2015
Amanece el día un poco feo, lástima porque en el lago se pueden hacer muchas actividades. 
Aparcamiento del lago, donde pernoctamos

Después de desayunar empieza a salir un poco el sol y vamos andando junto el lago por una carretera hasta llegar a un lugar con encanto: unos pequeños molinos de madera por los cuales pasa el agua. Pasamos un rato paseando por la zona, regresamos a la AC y volvemos a la carretera. 
Molinos de Jajce



Interior de uno de los molinos


Recorremos toda una zona montañosa y muy verde, pero empieza a empeorar mucho el tiempo y cuando estamos cerca del desvío hacia las cataratas Štrbački Buik, en el parque nacional Una, hay mucha niebla y llueve bastante. 
Típico pajar que vamos encontrando por la carretera
Pueblos entre montañas verdes

Paramos en el restaurante Hajduka Cesma, justo en la carretera a la altura del desvío, un lugar que recomendamos mucho por su buena comida en cantidad, buen servicio y buen precio. 
Comida en el restaurante Hajduka Cesma

Después de comer el tiempo sigue igual o peor, así que desestimamos la idea de visitar las cataratas y hacer alguna excursión por el parque. Llegamos a Bihać y paramos en un supermercado para comprar dulces típicos (baklava, rahatlokum y ružica), queso y vino para nosotros y para la familia y amigos. Empezamos a buscar un lugar para dormir y encontramos en la carretera el autokamp Orljani junto al hotel Ada, en la puerta no hay nadie y suponemos que la recepción del hotel es la misma que para el camping, primero entramos y no hay nadie y se ve muy solitario; como no nos acaba de convencer nos marchamos en busca de algún lugar donde poder pernoctar. En el GPS nos marca otro camping indicado también en algunos carteles pero debemos dar una vuelta bastante grande y pasar por carreteras estrechas, por lo que finalmente decidimos quedarnos en el aparcamiento del restaurante Sunce, al lado del hotel y el autokamp, pensando en cenar allí y pedir si podemos dormir en el aparcamiento. Pero cuando entramos en el restaurante ya nos miran con mala cara porque pronto van a cerrar la cocina y el camarero nos pide que nos demos prisa en escoger los platos, aún así tarda bastante en traernos la carta, miramos rápido y cuando pedimos resulta que no tienen ninguno de los platos que nos apetecen, le pedimos un poco más de tiempo para volver a mirar la carta y de manera desagradable nos dice que la cocina está a punto de cerrar y se va, el mal trato y las prisas nos hacen levantarnos e irnos. Cogemos otra vez la AC y nos dirigimos al aparcamiento del supermercado, pero el vigilante nos informa que no podemos dormir allí ya que hay cámaras y si nos deja a él le llamarán la atención, nos dice que podemos dormir en la calle, así que aparcamos cerca entre el hospital y unos pisos. Cuando estamos a punto de irnos a dormir, oímos unos chicos armando bastante ruido justo detrás de nuestra AC, al cabo de un rato se van, y cuando estamos ya medio dormidos vuelven y siguen incluso haciendo más ruido, a la una de la madrugada, sin poder dormir ya que parece que los tengamos dentro de la AC, nos vamos a buscar otro lugar. Volvemos al aparcamiento del restaurante, pero el vigilante del hotel nos dice que nos vayamos o vendrá la policía o que entremos en el autokamp, aunque no tiene ni idea de lo que cuesta, nos lo pensamos pero como no nos gusta que casi nos amenace con que llamará a la policía, nos vamos y un poco más abajo de la carretera cogemos un desvío y paramos en un descampado junto a la carretera, un poco solitario pero cercano a unas casas. Por fin podemos dormir con tranquilidad.

Día 21: Bihać – Duga Resa
21/08/2015
Nos despertamos bastante pronto, ya que lo que anoche era una carretera solitaria, de buena mañana es una carretera bastante transitada. Volvemos al supermercado para desayunar en su cafetería y así gastar los marcos que nos quedan; los sándwiches que comemos están muy ricos. Llenamos el depósito de gasoil, ya que en Croacia es más caro, y nos dirigimos hacia la frontera, la cual cruzamos sin problemas y bastante rápido. Sentimos un poco de tristeza al dejar este país que nos ha encantado. Una vez en Croacia, al coger el desvío hacia Plitvička Jezera la carretera está en obras, de tierra y con baches, y con la lluvia está lleno de barro un buen tramo; con la carretera así, algunas casas con visibles marcas de la guerra y el día nublado y gris, el entorno es bastante desolador. 
Pueblo a la entrada de Croacia

Enseguida llegamos a la carretera asfaltada y después a la zona de los lagos, donde tanto en el aparcamiento 2 y en el 1 vemos una cola increíblemente larga para comprar las entradas, además de que los aparcamientos están muy llenos. El día tampoco acompaña mucho, y entre la cola, la cantidad de gente y el elevado precio que cobran por un espacio natural, descartamos la visita, aún sabiendo que es un lugar espectacular; no nos apetece pagar 25€ por persona más el aparcamiento viendo que con la cantidad de gente y el día que hace no podremos disfrutar bien de este bonito lugar, esperamos volver en otra ocasión. Antes de seguir hacia Zagreb bajamos un poco por la zona de la Krajina, donde tuvieron lugar muchos enfrentamientos, y a medida que te alejas de la zona turística cercana a los lagos, se pueden ver varios pueblos con casas derruidas y muchas marcas de la guerra, y, aunque es triste decirlo, después de estar en Bosnia y Herzegovina ya no nos sorprende tanto, parece que nos vayamos acostumbrando pero aún sigue impactándonos. Cogemos la autopista dirección Zagreb y buscamos en el GPS algún camping ya que necesitamos vaciar y llenar la AC, encontramos uno en Duga Resa y nos encontramos con un agradable lugar, al lado de un río, lástima que el tiempo no acompaña mucho. Las instalaciones del camping son geniales y el precio es bastante asequible en relación al servicio que ofrecen; pasamos el resto de tarde lavando algo de ropa, damos una vuelta por el camping, cenamos y a dormir.

Peaje hasta Duga Resa: 14,45€
Camping Slapic: 21,20€

Día 22: Duga Resa – Zagreb
22/08/2015
Dejamos el camping y vamos a Karlovac, allí paramos en el complejo militar de Turanj, a las afueras. En este lugar hay un pequeño museo al aire libre gratuito, que consta de varios vehículos armados y armas, está situado en unos antiguos barracones militares austríacos y que durante la guerra de la independencia de los balcanes fue un lugar clave para intercambios de presos, negociaciones, etc. 
Turanj

Vehículos de la guerra en Turanj

Casas en Turanj a medio reformar y con parches en las marcas de disparos y metralla

Seguimos dirección Zagreb y al llegar buscamos algún lugar donde dormir, encontrando una área de autocaravanas nueva y que de momento es gratuita (según el cartel informativo hasta su inauguración oficial será gratuita, después el precio será de unos 20€, coordenadas: 45º 46' 55” - 15º 58' 39”). La área está bien, y justo delante hay una parada de autobús que te lleva al centro. Una vez en el centro paramos a comer en el restaurante Da Piero y después paseamos por la ciudad, viendo la catedral, las calles peatonales y la magnífica iglesia de San Marcos. Tomamos unos helados en la zona comercial y de vuelta a la AC. 
Catedral de Zagreb

Animada calle Ivana Tkalcica, Zagreb

Iglesia San Marcos, Zagreb

Iglesia San Marcos, Zagreb
Vistas desde Strossmayerovo setaliste, Zagreb

Calle comercial Ilica, Zagreb

De esta ciudad nos ha sorprendido su tranquilidad, teniendo en cuenta que es la capital. Mientras jugamos con las palas, llegan los vecinos de otra AC que resultan ser catalanes y compartimos nuestras experiencias e impresiones del viaje.

Peaje a Zagreb: 4,50€
Billetes autobús Zagreb (2 personas ida y vuelta, el mismo billete sirve también para el tranvía): 5,30€

Día 23: Zagreb – Ljubljana
23/08/2015
Desayunamos, llenamos la AC y nos vamos hacia Eslovenia, haciendo una primera parada en el cementerio Mirogoj de Zagreb, considerado uno de los más bonitos de Europa. 
Puerta principal cementerio Mirogoj, Zagreb

Seguidamente nos dirigimos a Trakošćan para visitar el castillo con un entorno de bosque muy bonito. Al llegar al aparcamiento que supuestamente es de pago hasta las 18 horas, ya no hay nadie por lo que no pagamos. Al llegar arriba al castillo, nos disponemos a comprar las entradas pero no cobran con tarjeta y ya no nos quedan kunas, pero la chica nos dice que no pasa nada y que podemos entrar gratis. Sin salir de nuestro asombro, entramos en el castillo con muchos muebles y decoración dignos de ver. Al salir del castillo damos un pequeño paseo por el camino que bordea el lago, son muy bonitas las vistas desde el lago con el castillo arriba en la colina. 
Castillo Trakoscan

Enseguida volvemos a la AC ya que Javi no se encuentra muy bien, por lo que descartamos visitar Varaždin y nos dirigimos directamente a Eslovenia. A unos 5 km pasada la frontera, paramos en una gasolinera donde compramos la viñeta para circular por las autopistas. Paramos en Ptuj, un pequeño pueblo que merece una visita, aunque la nuestra es muy rápida. Ya es tarde y buscamos algún lugar donde dormir, pero al final llegamos hasta la capital donde buscamos el camping que se encuentra en la zona de Jezica, pero nos parece bastante caro y nos dirigimos hacia la estación de trenes; justo antes de llegar a la estación vemos un cartel que indica un aparcamiento de AC y entramos, hay otras dos autocaravanas, el lugar es un simple aparcamiento de un centro de lavado de coches, nos recibe un chico y nos comenta que si necesitamos vaciar o llenar podemos hacerlo, así como vaciar el WC, aunque lo dejaremos para mañana. Cenamos y nos vamos a dormir.

Peaje a Trakošćan: 9,55€
Viñeta 1 semana Eslovenia: 15€
Aparcamiento AC Ljubljana: 15€

Día 24: Ljubljana – Bohinj
24/07/2015
Pasamos una noche bastante tranquila, aunque en algún momento escuchamos el tren que pasa cercano. No hace muy buen día y además Javi se encuentra mal, pero en cuanto para de llover salimos a visitar el centro de la capital. En menos de 15 minutos llegamos al puente de los dragones (Zmajski Most), paseamos por el mercado aunque hay bastantes paradas vacías, imaginamos que por el mal tiempo; no podemos evitar comparar los precios, ya que aquí es todo bastante más caro que en Bosnia y Herzegovina e incluso Croacia. Seguimos paseando por las calles peatonales y subimos hasta el castillo, aunque no es muy espectacular. Al volver cruzamos por el triple puente y volvemos hacia el aparcamiento, donde antes de irnos vaciamos y llenamos la AC. Justo al salir vemos un poco más adelante un enorme aparcamiento en la estación de trenes y alguna autocaravana, también se puede pernoctar por unos 15€/24h, aunque desconocemos si hay servicios. 
Centro de Ljubljana

Centro Ljubljana

Triple puente y castillo al fondo, Ljubljana

Puente de los dragones, Ljubljana

Aunque teníamos pensado parar en algunos pueblos como Škofja Loka o Radovljica, seguimos dirección Bled ya que Javi sigue encontrándonos un poco mal y está lloviendo. Llegamos a Bled, donde nos sorprende la cantidad de gente y lo turístico que es, mientras que la capital es un lugar muy tranquilo y una ciudad muy agradable. Pasamos de largo dirección Bohinj y vamos mirando si vemos algún lugar donde poder dormir, pero no encontramos nada y en los lugares que podrían ser aptos hay una señal que prohíbe la pernocta. Así llegamos al camping Zlatorog y nos quedamos aquí, lloviendo cada vez más; el camping es bastante caro considerando el servicio que ofrecen y las instalaciones, aunque está en la orilla del lago y el lugar es precioso. Pasamos el resto de tarde encerrados viendo alguna película, ya que no para de llover.

Camping Zlatorog Bohinj: 26,28€

Día 25: Bohinj – Bled
25/08/15
El día amanece otra vez lluvioso, y descartamos la excursión a la cascada Savica, además de haber leído que es una cascada bastante normalita (2,50€ adulto). Parece que deja de llover un poco así que salimos a pasear y admirar el bonito lago, rodeado de altas montañas; a lo lejos vemos la cascada. Pasamos un rato observando los patos que se nos acercan, las truchas y el precioso paisaje, pero empieza a llover fuerte otra vez por lo que nos vamos a recoger y dejamos el camping. En Bohinj paramos un momento para hacer alguna foto al lago desde aquí. 
Lago Bohinj, camping Zlatorog

Lago Bohinj, al fondo se pueden ver las caravanas del camping

Lago Bohinj

Camping Zlatorog, Bohinj

Lago Bohinj, camping Zlatorog
Bohinj

Bohinj

De camino hacia Bled, por donde se pasa entre algún pueblo de montaña, paramos a comer en el restaurante Maticek, situado en la carretera; el lugar está bastante bien y pedimos truchas, además de una sopa de setas típica de la zona y muy rica. 
Sopa típica y quesos

Más adelante paramos al lado del río que va pasando paralelo a la carretera y descansamos un rato leyendo mientras llueve. 
Paisaje entre Bled y Bohinj

Llegamos a Bled y nos dirigimos directamente al aparcamiento habilitado para poder pasar la noche justo al lado del camping; al llegar vemos que de 20h a 8h son 10€, como aún falta una hora y pico para las 20h, intentamos poner algo en la máquina para sacar un tique pero se paga por franjas horarias, es decir de 8h a 20h y de 20h a 8h, así que no hay otra opción que pagar 10€ por el poco rato que falta hasta las 20h. Como nos parece injusto y un poco robo, decidimos quedarnos en la AC hasta las 20h y entonces pagar el tique para pasar la noche. 
Isla en el lago Bled


No para de llover y esperamos que pare un poco para salir a pagar el tique, pero sobre las 20:20h nos pica una chica a la puerta diciéndonos que debemos pagar el tique. Al salir de la AC vemos que casi todas las AC y furgos habían hecho lo mismo que nosotros, pues estaban todos haciendo cola para pagar. Después de cenar deja de llover y salimos a dar un paseo alrededor del lago.

Aparcamiento Bled: 10€

Día 26: Bled - Cremona
26/08/2015
Nos despertamos poco antes de las 8h con la intención de desayunar e irnos del aparcamiento, pero a las 8:05h ya están otra vez picando a la puerta para pagar, así que le decimos que ya íbamos. 

Primeras horas de la mañana en el lago Bled
Como aún no habíamos empezado a desayunar, salimos del aparcamiento y siguiendo la carretera hacia arriba enseguida llegamos como a un descampado al lado de la vía del tren donde están las AC que acababan de irse también del aparcamiento. Desayunamos en esta parte más superior del lago, un lugar desde donde hay unas bonitas vistas. Poco antes de seguir nuestro camino, llega un chico con chaleco a cobrar el aparcamiento, ¡ya nos parecía raro que aparcar aquí fuera gratis! Nuestra opinión sobre este lugar: un paisaje precioso pero demasiado explotado y caro todo. Siguiendo por unas calles un poco estrechas entre pequeños pueblos, llegamos a Vintgar Gorge, donde también vemos el cartel que prohíbe la pernocta de autocaravanas. Aún siendo el camino estrecho, hay autocares en el aparcamiento. Pagamos la entrada y empezamos el camino que traviesa esta preciosa garganta, cruzando las pasarelas y puentes de madera, aunque hay demasiada gente y el ritmo es un poco lento. Al final de la garganta se encuentra a una cascada. Si se visita Bled, merece mucho la pena hacer esta corta y facil excursión por la garganta Vintgar. 










Todo llega a su fin, así que al llegar a la AC ponemos ya rumbo hacia casa. En un principio teníamos pensado volver por la zona norte cruzando el parque nacional Triglav, pero estamos un poco cansados, el tiempo no acompaña y no tenemos ganas de carretera de montaña. Dejamos Eslovenia atrás y paramos a pasar la noche en Cremona, cerca de Milán, recomendados por el catalán que nos encontramos en Zagreb. Y no nos decepciona: la área, situada en un aparcamiento público muy cercano al centro, es gratuita y con servicios, vamos a cenar a la pizzería Cremonese, después paseamos por el animado centro y cuando llegamos a la catedral nos quedamos boquiabiertos, ¡es una preciosidad! 
Catedral de Cremona

Volvemos a la AC para descansar ya que mañana nos espera un día completo de carretera.

Entradas Vintgar Gorge (1 adulto y 1 estudiante): 7€
Peaje hasta Cremona: 25,80€

Día 27: Cremona – Platja d'Aro
27/07/2015
A las 6 y media nos despiertan un ruido muy molesto: un vehículo que limpia el suelo, parece que se aleja, pero enseguida vuelve y así durante ¡casi 20 minutos! Parece que no tiene ningún otro sitio para ir a limpiar y se dedica a pasear alrededor de las autocaravanas que estamos allí, ¡qué rabia! Intentamos volver a dormirnos, pero no podemos así que nos levantamos, vestimos y seguimos nuestro camino de vuelta. Vamos parando a desayunar, a descansar, a comer, para intercambiarnos el volante... y así cruzamos lo que nos queda de Italia y toda Francia. Al entrar en Catalunya nos vamos hacia Platja d'Aro, ya que con estos últimos días de mal tiempo tenemos ganas de playa. Llegamos pasadas las diez a Platja d'Aro y está toda la zona habilitada para aparcar autocaravanas llena, pero dejamos la AC en un lado del aparcamiento del skate park, justo al lado de las demás AC, y pasamos una noche muy tranquila.

Peajes:117,90€

Día 28: Platja d'Aro – Sant Llorenç Savall
28/08/2015
Al despertarnos hay algún hueco en la zona habilitada para aparcar, así que allí nos instalamos, desayunamos y nos vamos a la playa. Finalmente, después de comer decidimos no pasar otra noche aquí y volver a casa para así tener un poco más de tiempo de recoger todo y descansar antes de volver a la rutina.

Peaje: 4,75€

Ha sido un viaje a través de unos bonitos y acogedores países, lleno de experiencias que nos han hecho reflexionar bastante sobre la crueldad a la que lleva muchas veces las ansias de poder y control, así como la resiliencia de los afectados y la voluntad de salir adelante. Y si de los tres países visitados tuviéramos que quedarnos con uno, sin duda sería con Bosnia y Herzegovina, por sus lugares encantadores, su naturaleza, su variedad de culturas y religiones, su tranquilidad, la amabilidad de su gente y, aunque pesa decirlo, también por sus impactantes y tristes huellas de la guerra.




4 comentarios:

  1. Fantástico.!!!!
    A este ritmo no os va a quedar un palmo por descubrir del planeta, seguid así y no paréis nunca.!

    ResponderEliminar
  2. Hola compañer@.

    No hemos encontrado otra forma de contactar con vosotros.

    Acabamos de estrenar blog y hemos empezado dándole un empujón a todos los compañeros blogueros que como nosotros cuentan sus historias sobre autoravanismo.

    Tras días de rastreo creemos que hemos creado la lista más completa que existe sobre blogs con temática autocaravanista.

    Os invitamos a que le echéis un vistazo, pues hemos incluido vuestro blog en la lista, y si veis algún error o alguna carencia lo digáis y así poder completarla.

    Un saludo.

    http://acmosloquenosgusta.com/blog-autocaravanas-lista-definitiva/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas, muchas gracias por incluirnos en la lista de blogs y por crearla, es de mucha utilidad. He visto que no está el blog de "Furgo en ruta", no es en autocaravana pero también es interesante (http://www.mmviatges.com/es). Os añadimos a nuestra lista de blogs.

      ¡Saludos!

      Eliminar